Calcula tu seguro Te llamamos
para contratar
Contacto telefónico
Resuelve tus dudas
L-V de 8:00h a 22:00h
S-D de 10-14h y 16-20h
Si quieres contratar un seguro te llamamos gratis
L-V de 9:00h a 21:00h
Por favor, compruebe el teléfono insertado, el número proporcionado no es correcto. Debes introducir un teléfono para que te podamos llamar.
Introduzca su nombre, por favor Introduzca su nombre, por favor

Placas neuríticas

12/07/2024
Placas neuríticas o placas seniles

Las placas neuríticas, también llamadas placas seniles o placas amiloides, se forman en los espacios interneuronales de la sustancia gris del cerebro por el depósito de una proteína denominada beta-amiloide, que cumple funciones específicas en relación con el estrés oxidativo, el transporte del colesterol o la actividad antimicrobiana, entre otras.

Interacciones de las placas neuríticas en el contexto neurodegenerativo

Las placas neuríticas, compuestas principalmente por depósitos de beta-amiloide, están estrechamente relacionadas con varios procesos biológicos y condiciones fisiopatológicas:

  • Estrés oxidativo: se ha demostrado que el beta-amiloide presente en las placas neuríticas puede inducir estrés oxidativo en las células cerebrales. El estrés oxidativo ocurre cuando hay un desequilibrio entre la producción de especies reactivas de oxígeno y la capacidad antioxidante del organismo, lo que puede llevar al daño celular y contribuir al proceso neurodegenerativo.
  • Transporte del colesterol: el colesterol es esencial para la función celular normal, pero su transporte y metabolismo pueden verse alterados por la presencia de placas neuríticas. Las placas pueden interferir con los mecanismos de transporte del colesterol en el cerebro, lo que podría tener implicaciones en la homeostasis lipídica cerebral y potencialmente contribuir a la neurodegeneración.
  • Actividad antimicrobiana: se ha sugerido que el beta-amiloide presente en las placas neuríticas podría tener propiedades antimicrobianas. Esto se basa en observaciones de que el beta-amiloide puede formar estructuras que atrapan y matan microorganismos patógenos, actuando como una defensa del sistema nervioso central contra infecciones. Sin embargo, este proceso también puede contribuir a la neuroinflamación y al daño neuronal.
      

Enfermedades asociadas a las placas neuríticas

Placas neuríticas y Alzheimer

Es necesario ampliar sobre este tema por la importancia de las placas neuríticas en la comprensión de la patología del Alzheimer, una enfermedad neurodegenerativa que afecta a millones de personas en todo el mundo. Estas placas, compuestas principalmente por depósitos de beta-amiloide, se acumulan entre las neuronas, interrumpiendo la comunicación celular y contribuyendo al deterioro cognitivo progresivo característico de la enfermedad.

La formación de placas neuríticas comienza cuando la proteína precursora de amiloide (APP) se descompone anormalmente, generando fragmentos de beta-amiloide. Estos fragmentos se agregan y forman placas que se depositan en el cerebro. La presencia de estas placas desencadena una serie de respuestas inflamatorias y tóxicas que dañan las neuronas y las sinapsis, resultando en la pérdida de la función cognitiva y la memoria.

Placas neuríticas y enfermedad de Parkinson

Aunque las placas neuríticas son una característica distintiva del Alzheimer, avances en la ciencia han determinado que estas también pueden estar presentes en pacientes con la enfermedad de Parkinson. Esta coexistencia sugiere que podría haber mecanismos patológicos compartidos entre ambas enfermedades neurodegenerativas. En particular, la acumulación de beta-amiloide, que forma las placas neuríticas, podría contribuir a la neurodegeneración observada en el Parkinson, de manera similar a como lo hace en el Alzheimer.

Placas neuríticas y la enfermedad de cuerpos de Lewy

Se ha encontrado una relación entre la presencia de placas neuríticas y la enfermedad de cuerpos de Lewy, un trastorno cerebral progresivo que afecta al pensamiento, el movimiento y la conducta.

Aunque las características patológicas específicas de la enfermedad de cuerpos de Lewy son diferentes de las del Alzheimer, avances del tratamiento de la enfermedad han demostrado que algunos pacientes con esta enfermedad también presentan acumulación de beta-amiloide, similar a las placas neuríticas observadas en el Alzheimer. Esta acumulación podría jugar un papel en la progresión de los síntomas neurodegenerativos asociados con la enfermedad de cuerpos de Lewy.

Placas neuríticas y la Psoriasis

No existe una relación conocida entre las placas neuríticas y la psoriasis, una enfermedad autoinmune crónica que afecta principalmente a la piel y, a veces, a las articulaciones. La psoriasis se caracteriza por la formación de placas rojas, escamosas y engrosadas en la piel, las cuales no están relacionadas con las placas neuríticas encontradas en enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Placas neuríticas y Arteriosclerosis

La arteriosclerosis es una enfermedad vascular que se caracteriza por la acumulación de placa grasa en las paredes arteriales, lo que puede reducir el flujo sanguíneo y provocar complicaciones en todo el cuerpo. Aunque tanto la arteriosclerosis como las placas neuríticas implican acumulación de material en las estructuras corporales, no hay una relación directa conocida entre ambas condiciones. Las placas neuríticas se forman específicamente en el cerebro como resultado de procesos neurodegenerativos, mientras que la arteriosclerosis afecta principalmente a los vasos sanguíneos periféricos.

Es importante distinguir entre estas condiciones y entender que las placas neuríticas están asociadas principalmente con enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, donde juegan un papel crucial en la patología y el curso de la enfermedad.

Prevención de las placas neuríticas

La investigación sobre la prevención de las placas neuríticas se encuentra aún en desarrollo. Existen algunas estrategias que podrían ayudar a reducir el riesgo de su formación y las enfermedades neurodegenerativas asociadas:

Dieta equilibrada

Consumir una dieta rica en frutas, verduras, cereales integrales y pescado. Limitar el consumo de carnes rojas, alimentos procesados y azúcares añadidos.

Ejercicio regular

Realizar al menos 30 minutos de actividad física moderada la mayoría de los días de la semana.

Control de peso

Mantener un peso saludable para reducir el riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes y la hipertensión.

Dormir lo suficiente

Dormir de 7 a 8 horas por la noche para permitir que el cerebro descanse.

Evitar el tabaquismo

El tabaquismo es un factor de riesgo importante para las enfermedades neurodegenerativas, por lo que dejar de fumar es fundamental para la prevención.

Sanitas - Bupa

SANITAS

Este contenido ha sido escrito por médicos especializados de los centros y Hospitales de Sanitas.

Nuestro propósito es promover vidas más largas, sanas y felices y un mundo mejor.

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares. En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa. La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa. La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contar con la confianza de Sanitas al mejor precio
Conoce nuestros servicios para mayores
  • Residencias con equipo experto y actividades adaptadas.
  • Centros de día con horarios flexibles.
  • Cuidados a domicilio: cuidador, médico, fisioterapia, neuropsicología, etc.
Llama gratis Te llamamos