Prevención de la varicela

varicela


La varicela tiene una sintomatología muy característica que facilita su diagnóstico: la aparición durante los primeros seis días de manchas rojizas en la piel que luego se transforman en ampollas, pican mucho y se rompen con facilidad al rascarse, dejando costras e incluso cicatrices permanentes. Las manchas aparecen en todo el cuerpo, con preferencia en el tronco y el cuero cabelludo, aunque en los casos más graves se extienden a la cara, los brazos y las piernas.
No obstante, como en cualquier otra enfermedad infecciosa hay otros síntomas:

  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Cansancio.
  • Falta de apetito.

varicela enfermedad infecciosa

Vacuna

En la actualidad existe una vacuna contra el virus de la varicela que se administra a los niños un año de edad. Es segura y eficaz en el 80% de los casos y no solo protege frente a la varicela, sino también frente a la aparición del herpes zóster en la edad adulta. No obstante, la vacunación está contraindicada durante el embarazo o cuando el sistema inmunitario está deprimido.
Tratamiento
La varicela debe tratarse con medicamentos antivirales, pero también es necesario tratar los síntomas que ocasiona mediante el uso de analgésicos, antihistamínicos y medicamentos de uso tópico (cremas o lociones) que permitan reducir el picor y evitar así que los niños se rasquen las ampollas. Si éstas se rompen conviene limpiar las heridas con paños húmedos para evitar posibles infecciones.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.