Ejercicio físico y alimentación

El ejercicio físico y una dieta equilibrada son la mejor garantía de un buen estado físico y mental.

La importancia del ejercicio físico sobre la alimentación se podría resumir de la siguiente forma:

1.- Problema sanitario de la obesidad:

La causa subyacente es un balance energético positivo, es decir, cuando las calorías consumidas exceden las calorías que se gastan, aumenta el peso. Los hábitos actuales de consumir alimentación muy enriquecida y el sedentarismo fomenta la aparición de la obesidad.

Consecuencias que conlleva:

  • Problemas metabólicos (diabetes mellitus, hipertensión arterial).
  • Problemas osteoarticulares (artrosis, problemas de columna).
  • Problemas respiratorios.
  • Problemas cardiovasculares (ateroesclerosis, ictus).
  • Problemas psicológicos (descenso de la autoestima)

2.- Beneficios del ejercicio físico:

  • Aumento del gasto energético (previene la obesidad).
  • Aumento de la sensibilidad al efecto de la insulina (previene la diabetes mellitus).
  • Fortalecimiento de músculos y huesos.
  • Disminución de la ansiedad que puede provocar el apetito.
  • Beneficios psicológicos (mejora la autoestima).

Cambios en la dieta
Cada uno de los cambios que aquí se exponen supone una reducción de 250-300 calorías al día:

  • Reducir unos 100 gramos la cantidad de carne que se consume al día.
  • Recortar en dos cucharadas soperas el consumo diario de mantequilla, margarina o aceite.
  • Beber medio litro menos de bebidas gaseosas azucaradas, así como de cerveza.
  • No tomar golosinas, dulces ni frutos secos.

Cambios de actividad física
Cada uno de los cambios que aquí se exponen supone una reducción de 250-300 calorías.

  • Caminar a paso moderado durante 60 minutos diarios. Esto puede dividirse en pequeños paseos durante el día.
  • Cuidar del jardín o de la huerta durante 50 minutos diario.
  • Practicar la natación durante 30 minutos diarios.
  • Montar en bicicleta durante 25 minutos diarios.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.