Test del reloj

El denominado test del reloj es una prueba actualmente muy utilizada para evaluar las capacidades cognitivas de un pacientes y detectar un posible deterioro cognitivo. Es una prueba muy sencilla que se utiliza para el diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia, ya que ofrece una información muy valiosa sobre la percepción visual, coordinación visomotora, capacidad visoconstructiva y de planificación y ejecución motora. Ello supone poder evaluar la actividad de diferentes funciones cognitivas, como el lenguaje, la memoria a corto plazo, las funciones visoespaciales, etc.

La prueba se basa en pedir al paciente que dibuje un reloj con todas las horas y las manecillas marcando una hora determinada. Para hacerlo correctamente debe ordenar los números, dibujar la esfera y colocar las manecillas en la posición indicada. Pero para ello se requiere el uso debidamente coordinado de diferentes áreas cognitivas (organización visual y motora, planificación y ejecución de la tarea encomendada, memoria). Una puntuación baja indica que hay áreas del cerebro que no funcionan correctamente y que existe una merma de las habilidades cognitivas del paciente.

El test del reloj se puede realizar de dos maneras diferentes:

  • Test del reloj a la orden: se proporciona al paciente una hoja de papel en blanco, un lápiz y una goma y se le pide que dibuje un reloj con forma circular en el que estén todos los números de las horas debidamente ordenados y que las manecillas marquen una hora determinada. Si cree que se ha equivocado puede borrar y corregir el error. Si no ha dibujado las manecillas se le recuerda que el reloj debe marcar una hora concreta.
  • Test del reloj a la copia: en este caso, además de la hoja en blanco, se le proporciona otra hoja de papel en el que hay un reloj dibujado. Se le pide que lo copie de la forma más exacta posible, para lo que debe poner la máxima atención.  
test del reloj

En ambos casos, si el reloj que ha dibujado está incompleto, antes de retirar la hoja se pregunta al paciente si considera que el dibujo está completo y se le dice que se tome el tiempo necesario para hacerlo.

Cuanto más baja es la puntuación total obtenida, mayor es el deterioro cognitivo del paciente. La evaluación se divide en tres partes independientes:
  

  • Esfera: la puntuación va de 0 a 2, en función de si es circular, ovalada, asimétrica o no se ha dibujado.
  • Números: si están todos, si hay errores en su colocación dentro de la esfera ( o si dibujan alineados), si se han puesto fuera de ella, etc. La puntuación en este caso va de 0 a 4.
  • Manecillas: la puntuación (de 0 a 4) se determina en función de si se han dibujado o no las dos, si se unen en el centro de la esfera, si la proporción de tamaño es correcta, si la hora que marcan es la que se ha pedido, etc.
      

La puntuación final del test del reloj se realiza sumando la obtenida en las dos pruebas. Por encima de 15 se considera que no hay deterioro cognitivo y por debajo de este límite la prueba es positiva y, por tanto, el paciente presenta un deterioro de sus capacidades cognitivas.

No obstante, la evaluación se realiza también de forma independiente para cada tipo test, ya que los puntos de corte son diferentes en cada caso. En el test del reloj a la orden existe deterioro cognitivo cuando la puntuación es inferior a 6, mientras que en el caso del test del reloj a la copia el límite lo marca una puntuación de 8.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.