Ácido fólico: su importancia en el embarazo

Es muy importante entender que la mejor forma de reducir las posibilidades de que el bebé nazca con un defecto congénito es mediante el consumo de vitamina B ácido fólico.

Bebés saludables

Cuando un bebé nace con algún tipo de defecto en la espina dorsal o en el cerebro, la vida de toda su familia cambia radicalmente. Esto ocurre más frecuentemente de lo que muchos se imaginan. Cada año en Estados Unidos miles de bebés sufren parálisis o mueren como consecuencia de graves defectos congénitos en la espina dorsal (espina bífida) o en el cerebro (anencefalia). Entre el 50 y el 75 por ciento de estos casos se podrían haber evitado si la madre hubiera consumido suficiente ácido fólico antes y hasta un poco después de quedar embarazada.

Acido folico en el embarazo

En el caso de la anencefalia, los bebés mueren antes del nacimiento o poco después. En el caso de la espina bífida, los efectos en la persona afectada varían dependiendo de la severidad. En general, los niños con espina bífida tienen problemas de aprendizaje y requieren de algún tipo de ayuda para desplazarse.
Una consideración interesante

Hay que recordar que a pesar de todo lo que sabemos en la actualidad sobre los defectos congénitos y los métodos para reducir los riesgos, la mayoría de los casos ocurren por razones aún desconocidas. Si tiene un hijo con algún defecto congénito es muy normal sentir muchos y muy variados sentimientos. Es posible que encuentre el apoyo que necesita mediante uno de los grupos de apoyo.

Qué hacer

Es muy importante entender que la mejor forma de reducir las posibilidades de que el bebé nazca con un defecto congénito es mediante el consumo de vitamina B ácido fólico. La cantidad y el momento de tomar esta vitamina es vital para su eficacia. Las mujeres que pueden tener bebés deben tomar 0.4 mg de ácido fólico diariamente sin importar si planean o no tener hijos en el futuro inmediato. La mitad de los embarazos en Estados Unidos no son planeados y los defectos congénitos de la espina dorsal y el cerebro comienzan antes de que las mujeres sepan que están embarazadas. El tomar el ácido fólico cuando ya saben que están embarazadas no les ayuda a prevenir la enfermedad en forma óptima. Su eficacia es mayor si las mujeres lo toman desde un mes antes y hasta tres meses después de quedar embarazadas.

No es fácil ingerir la cantidad necesaria de ácido fólico. Afortunadamente la mayoría de las multivitaminas contienen 0.4 mg de ácido fólico. Se puede recibir esta dosis con una porción de cereal con suplementos vitamínicos pero no todos los cereales incluyen esa cantidad en una sola porción (muchos tienen sólo 0.1 mg.). Es necesario leer el cuadro nutritivo para asegurarse de que se incluya la cantidad correcta diariamente. La consulta con el médico especialista en Ginecología es fundamental.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.