Calcula tu seguro Te llamamos
para contratar
Contacto telefónico
Resuelve tus dudas
L-V de 8:00h a 22:00h
S-D de 10-14h y 16-20h
Si quieres contratar un seguro te llamamos gratis
L-V de 9:00h a 21:00h
Por favor, compruebe el teléfono insertado, el número proporcionado no es correcto. Debes introducir un teléfono para que te podamos llamar.
Introduzca su nombre, por favor Introduzca su nombre, por favor

Las mejores terapias no farmacológicas para personas con Alzheimer

15/09/2023
terapias no farmacológicas y Alzheimer

En la mayoría de las enfermedades, se intenta paliar los síntomas, ralentizar la progresión de la patología o mejorar la calidad de vida de los afectados mediante fármacos. Sin embargo, en muchas ocasiones, y dado que no se sabe la diana exacta a la que atacar, los medicamentos o los fármacos diseñados no son del todo eficaces.

Además, aunque las patologías tienen síntomas y características que se producen en la mayor parte de los afectados, cada persona es diferente y por tanto, se debe intentar personalizar al máximos los tratamientos. Por ello, además de las medicinas, la ciencia ha investigado y ha detectado que algunas terapias no farmacológicas proporcionan beneficios relevantes a los pacientes.

Qué son las terapias no farmacológicas

Se trata de intervenciones en las que no se aplica ningún agente químico, sino que se diseñan en base a fundamentos teóricos y que se puede replicar en distintos pacientes. Cada vez es más común su uso en las demencias, y en particular en la enfermedad de Alzheimer.

Además, distintas investigaciones han confirmado que las intervenciones psicosociales pueden ser igual de efectivas o más que los medicamentos para mejorar la calidad de vida de las personas con demencia y la de sus cuidadores, así como la mejora de algunos de sus síntomas.

Principales terapias no farmacológicas para enfermos de Alzheimer

El Centro de Referencia Estatal de Atención a Personas con Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias (CRE Alzheimer), en Salamanca, dependiente el Imserso, expone en su web un listado de terapias no farmacológicas que se ha demostrado que son beneficiosas para los pacientes de Alzheimer. Entre ellas, cabe destacar la siguientes:

Actividades cotidianas

Estas intervenciones persiguen mejorar el grado de independencia del paciente y disminuir la necesidad que tienen de otras personas o equipos adaptados para mejorar su calidad de vida la de sus familiares. Así, se centran en las actividades de la vida diaria (AVD), es decir, las tareas que todas las personas realizamos de manera cotidiana, de forma que no poder hacerlas por uno mismo supone tener que depender de otros.

Se trata de cuestiones de auto cuidado y movilidad -asearse, vestirse, alimentarse, moverse, entre otras-, llamadas actividades de la vida diaria básicas, y temas relacionados con el entorno -manejar dinero, coger el autobús, limpieza del hogar, ir a la compra, hacer la comida-, que se conocen como AVD instrumentales. También hay tareas relacionadas con el trabajo, el ocio, el estilo de vida o las actividades sociales (AVD avanzadas o volitivas).

terapias no farmacológicas y Alzheimer

Una vez evaluado el paciente para detectar los déficits, se diseñan hábitos y rutinas y se indica los apoyos que necesita esa persona para potenciar su funcionalidad. Se trabajan habilidades sociales y de interacción con la comunidad en contextos simulados y en otros reales, como un programa en el que los participantes tienen que decidir qué tomar en una cafetería, pedirlo y pagar.

Danza creativa terapéutica

Es una intervención que consiste en emplear de manera psicoterapéutica el movimiento dentro de un proceso creativo con la finalidad de lograr la integración cuerpo-mente de la persona. A través de la danza y el movimiento se persigue activar el potencial creativo en cuanto a la orientación y la aceptación. El objetivo es que el paciente asimile su demencia y mejore su calidad de vida.

Estimulación psicomotriz

Los expertos apuntan que el hecho de mantenerse activo físicamente estimula la neuroplasticidad y ayuda a los enfermos de Alzheimer a retrasar el avance de la neurodegeneración. La estimulación psicomotriz consiste en trabajar la conciencia corporal, es decir, diferenciar las partes del cuerpo y tener un buen control de las posturas para evitar que surjan rigideces. Para ello, se realizan ejercicios en los que se trabaja:

  • El equilibrio estático y dinámico.
  • La literalidad: diferenciar los dos lados del cuerpo.
  • La coordinación: general, ojo-mano, ojo-pie y espacio-tiempo.
  • La organización del espacio y el tiempo.
  • La estructura temporal y rítmica.
  • La relajación.
  • Actividades de comunicación y pensamiento abstracto.
  • Con pelotas de goma, aros, picas, pañuelos, sacos de distintos pesos, tamaños, colores y texturas; gomas elásticas y distintos tipos de música, este tipo de terapias se realizan en espacios amplios con luminosidad natural y temperatura agradable, así como un mobiliario cómodo y funcional. Si hace buen tiempo, se puede hacer en el exterior para sentir la naturaleza.
     

Estimulación sensorial Snoezelen

Se practica en salas especializadas en las que se trabajan diferentes aspectos multisensoriales con el fin de experimentar una reacción en el paciente relajación , descubrimiento e interactividad. Se centra en componentes cognitivos, sensoriales, motores y psicosociales.

Laborterapia, musicoterapia y roboterapia

La laborterapia o ergoterapia es un método de terapia ocupacional para reeducar y rehabilitar aspectos físicos cognitivos y sociales mediante actividades productivas acordes con los gustos, las capacidades y los intereses de las personas afectadas con este tipo de demencia.

Por su parte, la musicoterapia emplea la música y sus elementos de manera acorde a las necesidades y capacidades que mantienen los enfermos de Alzheimer. Se crean espacios de diálogo, estímulo, creatividad y recuerdo para trabajar aspectos emocionales, sociales, físicos y cognitivos del paciente.

En cuanto a la roboterapia, consiste en emplear robots que simulan animales para trabajar con las personas con demencia de forma alternativa a la intervención asistida con animales. Entre los efectos de esta terapia están: relajación y motivación (psicológicos), mejora de las constantes vitales (fisiológicos) y estimulación de la comunicación entre pacientes y cuidadores (sociales).

Terapia de orientación a la realidad

Se trata de un conjunto de técnicas para que la persona sea consciente de su situación en el tiempo, el espacio y respecto a su propia persona, de forma que entienda mejor todo lo que le rodea, se sienta más segura y menos confusa, suba su autoestima y evite su desconexión con el entorno. Se trabaja discutiendo eventos del entorno próximo al paciente y con componentes de reminiscencia para activar su pasado personal, de forma que se vinculan acontecimientos vividos con la situación del presente.

Intervención asistida con perros

El perro resulta el principal motivador de las sesiones terapéuticas, con las que se pretende obtener mejoras psicológicas, sociales, emocionales y cognitivas. Se realiza mediante un equipo especializado formado por un profesional sociosanitario y un perro entrenado para esta labor y va dirigido a las personas con diagnóstico de demencia, que tuvieran interés y/o afecto por los animales.

terapias no farmacológicas y Alzheimer

Se tratan aspectos como autoestima, motivación, socialización, estimulación sensorial, mejora del esquema corporal y la deambulación, psicomotricidad, reducción de la ansiedad y fomento de las relaciones interpersonales. Según diversas investigaciones, la intervención con animales puede influir positivamente en los comportamientos sociales y reducir las conductas agitadas de las personas con demencia.

Programa de activación cognitiva integral

El programa de activación cognitiva integral en personas con demencia tipo Alzheimer (PACID) persigue mantener las capacidades cognitivas lo mejor posible dentro del proceso de deterioro propio de la enfermedad, prevenir los problemas de conducta y servir de base para planes de apoyo psicoeducativos.

Se centra en la estimulación cognitiva y la neuropsicología aprovechando la reserva de memoria existente. Una sesión típica está compuesta por actividades de motivación y emociones positivas, entrenamiento de resistencia aeróbica, estimulación multisensorial, reconocimiento de nombres de personajes, recuperación de nombres de parentescos y contar quién es, dónde está o algún evento familiar.

Programa de recuperación del ocio

Fruto de los síntomas de la enfermedad, las personas que sufren demencia también tienen problemas a la hora de realizar las actividades de ocio, tiempo libre y prosociales. El objetivo de este programa es mantener o restaurar la autonomía personal al máximo posible para que los pacientes puedan realizar actividades lúdicas y prosociales. Para ello, se valoran los gustos e intereses de la persona.

Programas de atención integral y de psicoestimulación cognitiva

En el primero, se trabaja para estimular las principales funciones cognitivas y se realiza un entrenamiento de las actividades de la vida diaria con el fin de que las personas con deterioro cognitivo leve conserven su autonomía personal. En el segundo, se emplean técnicas para entrenar y estimular las capacidades y funciones cognitivas a través de situaciones y actividades concretas.

Reminiscencia

Mediante fotografías, música, archivos grabados, artículos de periódicos pasados, objetos domésticos, conversaciones informales etcétera se trabaja para que el enfermo de Alzheimer reactive su pasado personal. Se trata de estimular su memoria episódica y su autobiografía evocando situaciones del pasado y activando la reminiscencia de la memoria remota.

Videojuegos

Se pueden emplear las videoconsolas para la estimulación cognitiva de forma lúdica. Esta terapia fomenta el bienestar, incrementa la interacción social cuando se juega en grupo y estimula el razonamiento, la memoria, la percepción, la atención y la orientación, entre otras funciones cognitivas superiores.

Así que, vista esta larga lista de terapias no farmacológicas, está claro que no sólo se puede recurrir a la química cuando un familiar recibe un diagnóstico de Alzheimer u otra demencia. Hay otras opciones más allá de los medicamentos para completar y/o respaldar el tratamiento con medicamentos. 

Sanitas - Bupa

SANITAS

Este contenido ha sido escrito por médicos especializados de los centros y Hospitales de Sanitas.

Nuestro propósito es promover vidas más largas, sanas y felices y un mundo mejor.

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares. En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa. La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa. La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contar con la confianza de Sanitas al mejor precio
Conoce nuestros servicios para mayores
  • Residencias con equipo experto y actividades adaptadas.
  • Centros de día con horarios flexibles.
  • Cuidados a domicilio: cuidador, médico, fisioterapia, neuropsicología, etc.
Te Llamamos Calcula tu seguro