Calcula tu seguro Te llamamos
para contratar
Contacto telefónico
Resuelve tus dudas
L-V de 8:00h a 22:00h
S-D de 10-14h y 16-20h
Si quieres contratar un seguro te llamamos gratis
L-V de 9:00h a 21:00h
Por favor, compruebe el teléfono insertado, el número proporcionado no es correcto. Debes introducir un teléfono para que te podamos llamar.
Introduzca su nombre, por favor Introduzca su nombre, por favor

¿Cuándo ir al dermatólogo? Consejos y recomendaciones

Cuándo ir al dermatólogo

La piel es el órgano más grande que tenemos en nuestro cuerpo, constituye casi el 15% del peso total de una persona. Es bastante común escuchar que la piel es el "espejo del bienestar interno" y esto hace que muchas veces surjan dudas sobre cuándo ir al dermatólogo. 

La piel está formada por innumerables células, folículos, glándulas, terminaciones nerviosas y vasos sanguíneos. Este órgano no solo nos protege de factores externos, sino que también regula la temperatura de nuestro cuerpo. También se encarga de sintetizar la vitamina D y actúa como escudo ante posibles infecciones. 

La piel reflejo de otras enfermedades internas

Nuestra piel no solo refleja enfermedades propias, si no que en muchas ocasiones suele mostrarse como alarma cuando algo en nuestro cuerpo no funciona bien. 

Aunque pensemos lo contrario, es el órgano que menos cuidamos, especialmente si hablamos de cuestiones de salud. Ya que no todo es cuestión de mantenerla hidratada o aplicar protector solar. Dada su función esencial, es sumamente importante que su cuidado esté en manos de un especialista: el dermatólogo.

¿Qué es un dermatólogo?

Un dermatólogo es profesional médico especializado en las enfermedades que afectan la piel, así como su tratamiento y prevención.  

Hay un amplio abanico de enfermedades que dañan nuestra piel. Por ello es muy importante que en el momento en el que te plantees cuándo ir a un dermatólogo, acudas a una que posea una amplia experiencia, tanto desde el punto de vista del diagnóstico como del tratamiento.  

Algunas de las subespecialidades de la dermatología son: 

  • Dermatopatología.
  • Cirugía de Mohs.
  • Dermatología pediátrica. 
  • Dermatología cosmética.
     

En resumen, el principal objetivo de un dermatólogo es proteger la piel tanto de agentes externos como internos que pueden dañarla. 

¿Cuándo ir a un dermatólogo?

¿Tienes dudas sobre cuándo ir a un dermatólogo? Acudir a un especialista de la piel siempre es una opción altamente recomendable, pues es esencial para entender y cuidar adecuadamente la piel. Aparte de razones obvias para consultar al especialista como pueden ser lunares o acné, también puede ayudarte a evaluar la calidad del cabello o de tus uñas.

A continuación, te exponemos diversas razones para acudir a un dermatólogo:

  • Uñas débiles: plantéate cuándo ir al dermatólogo si tienes las uñas débiles. La psoriasis ungueal, el liquen plano o las infecciones por hongos son enfermedades dermatológicas. En estos casos, el dermatólogo será el profesional que te indicará del tratamiento adecuado.
  • Rejuvenecer la piel: si lo que buscas es tener un aspecto más joven en tu piel sin tener que recurrir a la cirugía estética, el dermatólogo es el médico ideal para ello. Los expertos en dermatología estética estudiarán las condiciones en las que se encuentra tu piel y realizarán un plan de rejuvenecimiento específico a tus necesidades.
  • Cambios en tu pelo o crees que sufres alopecia: si últimamente has notado cambios en tu pelo, pudiendo ser mayor caída o un aspecto más apagado, es buen momento para visitar al dermatólogo. El médico analizará tu folículo y te proporcionará recomendaciones e incluso un tratamiento adecuado para volver a tener esa melena que tanto añoras.
  • Revisión de lunares: la recomendación de los dermatólogos es que estos sean controlados de forma periódica. Debes saber que cada año aumentan los casos de cáncer de piel y melanomas malignos. Por lo general, los lunares comunes no tienen ningún riesgo para la salud de tu piel, sin embargo, cuando estos presenten forma asimétrica, bordes irregulares o un color que no sea homogéneo, es cuando ir al dermatólogo.
  • Acné: el acné es una de las patologías más frecuentes por las que un usuario se plantea cuándo ir al dermatólogo. Suele aparecer en la zona de la T de la cara (nos referimos a la frente, la nariz y la barbilla), en el tórax y en la espalda. Como el acné es un proceso inflamatorio de la piel, lo mejor es que acudas al dermatólogo en su etapa más temprana. Con esto evitarás su progresión y la aparición de cicatrices futuras. El dermatólogo estudiará el estado de tu piel y te recetará el tratamiento que mejor se adapte a tus necesidades.
  • Exceso de caspa: esas partículas blancas que caen del cuero cabelludo es lo que comúnmente llamamos caspa. No obstante, puede ser señal de una afección más seria como puede ser la psoriasis. Si notas en tu cuero cabelludo que la piel está mucho más seca de lo que debería, con zonas agrietadas, rojas e incluso picor, te recomendamos que acudas a un dermatólogo.
  • Quemaduras: aunque se hayan producido por calor, electricidad, sol o radiación. Siempre es altamente recomendable visitar a un dermatólogo para conocer el estado de nuestra piel. Independientemente del grado de la quemadura (primer, segundo o tercer grado) es necesario tener un tratamiento y un seguimiento adecuado en cada uno de los casos.
      
Cuándo ir al dermatólogo

¿Cómo es la primera consulta con un dermatólogo?

Una vez te has decidido sobre cuando ir al dermatólogo debes saber cómo es una primera consulta con este especialista. 
 
Si bien es cierto que cada profesional trabaja de una forma distinta y no todas las consultas son iguales. Por norma general la consulta empieza con una entrevista previa en la que el dermatólogo pregunta y conoce las preocupaciones del paciente, la duración y la intensidad.  Lo más importante de esta entrevista es que, tú como paciente, contestes de forma precisa a lo que se te pregunta. No hace falta que uses un lenguaje técnico, con tus propias palabras el dermatólogo entenderá tu situación. 

A continuación, realiza un examen detallado de la piel, el cabello, las uñas o la mucosa, ofreciéndole al paciente el tratamiento específico para su situación en particular. 
 
En determinados casos, si se requiere, el dermatólogo podrá solicitar pruebas adicionales para poder tener conclusiones. 

Para facilitar al dermatólogo su labor, te recomendamos que le lleves una lista o fotografía de los medicamentos o tratamientos que tomas o has tomado recientemente. También es bueno que le facilites los antecedentes médicos, así como informes, pruebas o análisis que te hayan realizado y tengas a tu disposición. 

¿Qué pruebas puede hacer un dermatólogo?

Según como haya ido la entrevista con el dermatólogo, este puede optar por realizar alguna prueba a lo largo de la consulta.

Las pruebas más frecuentes que te puede realizar son:

  • Dermatoscopia: es una exploración mediante un aparato de luz polarizada que sirve para revisar lesiones pigmentadas. Es una prueba no invasiva, no es molesta y permite al dermatólogo la posibilidad de visualizar la piel en profundidad sobre las zonas donde hay lesiones cutáneas.
  • Biopsia cutánea: previo a infiltrar un poco de anestesia local, se realiza un pequeño corte en la piel para obtener una muestra que será analizada en un laboratorio. Esta prueba puede dar información tanto para problemas cutáneos como tumorales. En multitud de ocasiones es la única manera de confirmar un diagnóstico al 100%.
  • Fotografías: son fundamentales para comprobar la evolución de posibles enfermedades de la piel o respuesta a tratamientos previamente pautados por el dermatólogo.
  • Cultivos micológicos o bacterianos: es una toma de muestra para valorar si existe el crecimiento de algún tipo de germen relacionado con tu problema cutáneo.
       

Preguntas que debes hacer en consulta

Tanto si el dermatólogo te ha pautado algún tratamiento como si no, te recomendamos que no te olvides de realizar las siguientes preguntas a tu especialista: 
 
En el caso de que te haya pautado un tratamiento, deberás preguntar si puedes tomar el sol. Algunos medicamentos hacen que la piel se vuelva muy sensible, por lo que no es aconsejable tomar el sol mientras se toman. 
 

  • Alimentos a evitar: hay alimentos que pueden provocar alergias y que estas se vean reflejadas en el estado de la piel. Saber qué alimentos es mejor evitar su consumo te mejorarán el estado de la piel. 
  • Uso de exfoliantes: realizar exfoliaciones en la piel puede ayudar a mantener la piel fresca y muchos usuarios optan por estos cosméticos. Es por ello por lo que el dermatólogo, según tu caso, re recomiende un producto u otro. 
  • Conocer la mejor crema hidratante según tus necesidades: contar con cremas cuyos ingredientes sean adecuados para tu piel hará que esta tenga la hidratación que necesita. 
      

Ante la duda, acude a tu dermatólogo

En definitiva, si dudas sobre cuándo ir al dermatólogo, te recomendamos que pidas cita con tu profesional de confianza en el momento en el que notes cualquier cambio inusual. Cualquier cambio, cabello o uñas, como por ejemplo erupciones o manchas en la piel, picor que no desaparece, caída del cabello o lesiones que no terminen de cicatrizar

Nuestra recomendación sobre cuándo ir al dermatólogo es que acudas a la consulta una vez al año. Evaluará el estado en el que se encuentra tu piel y realizará un seguimiento de su evolución. En el caso de que detectes alguna irregularidad a lo largo de este periodo, también te recomendamos visitar a este especialista. 

Atender a la salud de tu piel va más allá de lo meramente estético. Cuidar la piel es una cuestión de salvaguardar la integridad del órgano que envuelve y defiende todo nuestro organismo, asegurando su función a lo largo del tiempo. 

Sanitas - Bupa

SANITAS

Este contenido ha sido escrito por médicos especializados de los centros y Hospitales de Sanitas.

Nuestro propósito es promover vidas más largas, sanas y felices y un mundo mejor.

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares. En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa. La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa. La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Infórmate sin compromiso de las coberturas de nuestros seguros de salud y personalízalo a tu medida.

Contar con la confianza de Sanitas al mejor precio
Cuida tu salud, al mejor precio
  • Amplio cuadro médico
  • Hospitales y centros propios
  • Atención al cliente 24/7
  • Seguros con y sin copago
Calcula tu seguro
Calcula tu seguro
Te Llamamos Calcula tu seguro