¿Para qué sirve la escala BVD/Barthel?

La escala BVD/Barthel permite determinar el grado de dependencia de una persona o la necesidad de ayuda para realizar diez acciones básicas diarias, desde comer, a asearse, ir al baño, moverse, vestirse, etc. Cada una de estas acciones se evalúa con una puntuación de 10, 5 ó 0, en función del grado de ayuda que necesite (ninguna, alguna o toda).

La suma de las puntuaciones obtenidas determinará el grado de dependencia, de modo que si es inferior a 20 la persona está considerada como totalmente dependiente, si se sitúa entre 40 y 55 es moderadamente dependiente, si es mayor de 60 se le considera con una dependencia leve y si es de 100 será totalmente independiente (95 en el caso de que necesite el uso de una silla de ruedas).

La escala BVD/ Barthel es uno de los test que más se utilizan en todo el mundo para valorar la funcionalidad de pacientes neurológicos, sea en hospitales o en centros de rehabilitación. También se utiliza para la valoración de los pacientes que solicitan el acceso a las ayudas a la dependencia o una plaza en una residencia pública.

Los criterios y la puntuación que se siguen en la escala para la evaluación del paciente son los siguientes:  

Comer 

  • Independiente: capaz de comer por sí solo y en un tiempo razonable. La comida puede ser cocinada y servida por otra persona.
  • Necesita ayuda: para cortar la carne o el pan, extender la mantequilla, etc., pero es capaz de comer solo.
  • Dependiente: necesita ser alimentado por otra persona.  

Lavarse o bañarse   

  • Independiente: capaz de lavarse entero. Incluye entrar y salir del baño. Puede realizarlo todo sin estar una persona presente.
  • Dependiente: necesita alguna ayuda o supervisión.  

Vestirse  

  • Independiente: capaz de ponerse y quitarse la ropa sin ayuda.
  • Necesita ayuda: realiza solo al menos la mitad de las tareas en un tiempo razonable.
  • Dependiente: no puede realizar solo ninguna de las tareas.  

Arreglarse  

  • Independiente: realiza todas las actividades personales sin ninguna ayuda. Los complementos necesarios pueden ser provistos por otra persona.
  • Dependiente: necesita alguna ayuda.  
escala BVD/Barthel grado dependencia

Incontinencia fecal  

  • Continente: ningún episodio de incontinencia.
  • Accidente ocasional: menos de una vez por semana o necesita ayuda para enemas y supositorios.
  • Continente.  

Incontinencia urinaria  

  • Continente: ningún episodio de incontinencia. Capaz de usar cualquier dispositivo por sí solo.
  • Accidente ocasional: máximo un episodio de incontinencia en 24 horas. Incluye necesitar ayuda en la manipulación de sondas y otros dispositivos.
  • Incontinente.  

Ir al baño  

  • Independiente: entra y sale solo y no necesita ningún tipo de ayuda por parte de otra persona.
  • Necesita ayuda: capaz de manejarse con pequeña ayuda: es capaz de usar el cuarto de baño. Puede limpiarse solo.
  • Dependiente: incapaz de manejarse sin ayuda.  

Traslado al sillón o la cama 

  • Independiente: no precisa ayuda. (En este caso la puntuación es de 15)
  • Mínima ayuda. Incluye supervisión verbal o pequeña ayuda física. (10)
  • Gran ayuda. Precisa la ayuda de una persona fuerte o entrenada. (5)
  • Dependiente. Necesita grúa o alzamiento por dos personas. Incapaz de permanecer sentado. (0)  

Deambulación  

  • Independiente. Puede andar 50 metros o su equivalente en casa, sin ayuda o supervisión de otra persona. Puede usar ayudas instrumentales (bastón, muleta), excepto andador. Si utiliza prótesis, debe ser capaz de ponérsela y quitársela solo. (15)
  • Necesita ayuda. Necesita supervisión o una pequeña ayuda física por parte de otra persona. Precisa utilizar andador. (10)
  • Independiente en silla de ruedas. No requiere ayuda o supervisión. (5)
  • Dependiente.  

Subir y bajar escaleras  

  • Independiente: capaz de subir y bajar un piso sin la ayuda ni supervisión de otra persona.
  • Necesita ayuda: precisa ayuda o supervisión.
  • Dependiente: incapaz de salvar escalones.   

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.