Clínicas Dentales
Para todos, seas o no de Sanitas

Complicaciones de los implantes dentales

Hay que decir, antes de nada, que la tasa de éxito de los implantes dentales supera el 90%. Pero ello implica que este procedimiento de sustitución de los dientes perdidos no está exento de complicaciones que pueden hacerlo fracasar. Antes de entrar a analizar con mayor detalle cuáles pueden ser estas complicaciones, conviene recordar que existen algunos factores de riesgo que pueden originar la pérdida del implante:
  

  • Tabaquismo.
  • Rechazo del implante.
  • La acción de algunos medicamentos.
  • La reducción del hueso donde se ha realizado el implante, que se produce con el paso del tiempo.
      

Al margen de estos factores de riesgo, las complicaciones pueden surgir incluso antes de que se proceda a la realización del implante debido a la pérdida del hueso de soporte que es propio de la edad. Técnicamente ello implicaría la imposibilidad de colocar el implante, pero cabe la posibilidad de recurrir a un injerto de hueso procedente de donante cadáver que permita disponer de una base suficiente apara fijar el implante.

Otras complicaciones pueden surgir durante la cirugía con la que se realiza el implante, aunque son muy raros y suelen deberse a una impericia, como es el caso de la colocación del implante en un lugar incorrecto.          
  

Complicaciones después de la cirugía

Sin embargo, la mayoría de las complicaciones surgen después de la cirugía. Una de ellas es la denominada periimplantitis, consistente en una infección bacteriana que afecta a la zona donde se ha realizado el implante. Suele deberse a una higiene oral deficiente después de la intervención y cursa con dolor, sangrado e inflamación, pudiendo causar la pérdida del injerto si no se trata adecuadamente y de forma inmediata.

Otras posibles complicaciones pueden surgir en la fase denominada de osteointegración, en la que el implante debe integrarse al hueso. Una de ellas es la movilidad del implante, que suele deberse a una técnica quirúrgica inadecuada. Otra es la formación de granulomas o úlceras en las zonas de sutura del colgajo.

Si la fijación de la prótesis del o los dientes sustituidos sobre el implante se realiza cuando aún no ha cicatrizado la herida quirúrgica puede producirse una sobrecarga sobre el implante que haga que este se mueva, al perder la función de anclaje.

Más a medio y largo plazo todavía pueden surgir complicaciones, entre las que cabría destacar las que afectan a las encías: gingivitis, hiperplasia gingival, formación de fístulas o retraimiento de las encías de modo que la rosca de los implantes quede expuesta. Finalmente, cabe mencionar las complicaciones mecánicas, que aún no siendo habituales pueden producirse, como es el caso de la rotura del tornillo pilar o la fractura de la prótesis dental.

Cita online