Síntomas típicos de la salida de los dientes del bebé

La salida de los primeros dientes del bebé suele ser un quebradero de cabeza para los padres. En primer lugar, porque el niño se muestra irritable e incómodo y suele llorar sin que haya nada que le calme. El problema es que ésta es la única manera en que el niño puede comunicar que le pasa algo y puede obedecer a muchas otras razones.

Asimismo hay otros síntomas que se asocian a la erupción de los dientes en las encías y que pueden deberse también a otras causas, como no querer comer, no dormir o despertarse a menudo llorando. Todo ello no hace más que causar la intranquilidad y la angustia de los padres, sobre todo si son primerizos y no son capaces de averiguar los signos inequívocos de que el problema radica en un diente que está saliendo.

La salida de los dientes produce dolor de encías en el bebé, por lo que es lógico que llore y se comporte con irritabilidad. Pero lo que realmente pone sobre la pista de la salida de los dientes es la salivación excesiva, el babeo constante que se produce por esta razón. Otro signo inequívoco es que los muerde todo, hasta el punto de que se lleva continuamente las manos a la boca, incrementando así la generación de saliva.

Estos dos signos son suficientes para que los padres exploren las encías del bebé y comprueben si éstas están enrojecidas o inflamadas o si se puede apreciar un pequeño punto blanco y duro en la parte superior de la misma. Todo ello permitirá confirmar que se trata un diente que está erupcionando y va a salir.  

síntoma de la salida de los dientes del bebé

Otras molestias

Aunque es un tema que no deja de ser polémico, hay otros síntomas que algunos expertos asocian a la salida de los dientes y otros afirman que se deben a otras enfermedades y que el hecho de que coincidan con el momento de la dentición es puramente casual. Este es el caso, por ejemplo, de la fiebre que unos achacan a la inflamación de las encías y otros a la aparición de alguna infección que se puede producir como consecuencia de que el bebé se lleve todo a la boca, por lo que están más en contacto con gérmenes.

Lo mismo ocurre con la diarrea o heces blandas que muchos cuestionan que pueda tener relación con la dentición y otros justifican por el hecho de que el bebé ingiere gran parte de la saliva que genera y por esta razón se ablandan las heces. Sin embargo, la Academia Americana de Pediatría no reconoce en la actualidad ni la fiebre ni la diarrea como síntomas específicos de la salida de los dientes en los bebés.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contenidos relacionados