¿Qué es un agujero macular?

El agujero macular es un problema estructural del ojo que afecta a la mácula, situada en el centro de la retina, que se caracteriza por adelgazamiento progresivo del tejido de la retina hasta el punto de que llega a producirse un pequeño agujero en la misma, afectando significativamente a la capacidad visual.

Esta patología puede derivar en un desprendimiento de retina si no se aplica el tratamiento oportuno. Afecta fundamentalmente a personas mayores de 60 años, ya que está asociada al proceso de envejecimiento natural, que lleva ala contracción del humor vítreo, una sustancia gelatinosa que llena el interior de la órbita ocular. Cuando esto sucede puede ocurrir que una parte de este humor vítreo, en vez de despegarse de la retina, quede adherido a la mácula de modo que tira de ella hasta desgarrarla y producir un agujero. 

Además de la edad, la miopía también constituye un factor de riesgo importante en relación al agujero macular, al igual que determinadas lesiones oculares o la existencia de un proceso inflamatorio del ojo de larga duración.

Síntomas del agujero macular

El principal síntoma que puede producirse en la fase de formación del agujero macular es una visión borrosa, con distorsión de las imágenes (imágenes neblinosas o con ondulaciones). En etapas más avanzadas, el agrandamiento del agujero puede aparecer un punto ciego que afecta a la visión central, apareciendo un punto negro en la imagen. En ningún caso se produce la pérdida de visión total, ya que se mantendrá la visión periférica. No obstante, la pérdida de capacidad visual puede ser muy importante en función de la extensión de la mácula que se haya visto afectada.  

agujero macular envejecimiento

La presencia de cualquiera de estos síntomas deben ser motivo para acudir lo antes posible al oftalmólogo para que éste realice un estudio en profundidad del ojo, pudiéndose recurrir a la realización de una tomografía de coherencia óptica (TCO), dado que la precisión de las imágenes que se obtienen permite determinar con mucha precisión la presencia de un agujero macular y la extensión de la mácula que se ha visto afectada por el mismo.

Tratamiento del agujero macular

El tratamiento del agujero macular es siempre quirúrgico y la recuperación de la capacidad visual que se obtenga con el mismo dependerá de dos factores: el grado de afectación de la mácula y el tiempo de evolución del problema.

La técnica quirúrgica que se utiliza para sellar el agujero macular es la vitrectomía. En ella se remueve el humor vítreo que se ha adherido a la mácula y tira de ella con un instrumental especial. Posteriormente, se llena el ojo con gas o se introduce una burbuja de aceite con el fin de obligar a la retina a mantener su posición normal y, de este modo, aplanar la mácula y cerrar el agujero macular.

Es muy importante tener en cuenta que para el éxito de este tratamiento quirúrgico para el agujero macular será necesario mantener después del mismo y durante un tiempo determinado que puede ser de varias semanas una posición específica (boca abajo) para hacer que la retina se mantenga en su sitio. El gas o el aceite que se han introducido para sustituir el humor vítreo eliminado se reabsorberán progresivamente hasta desaparecer. Mientras esto no ocurra, no se podrá viajar en avión y estar en lugares de cierta altitud, ya que ello puede generar un aumento de la presión intraocular (PIO) que puede dar lugar a otras patologías oculares, algunas de ellas importantes.

   
  

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.