Grupos Sanguíneos y problemas de incompatibilidad materno-fetal

Grupos sanguíneos

Los grupos sanguíneos están determinados por la presencia o no de ciertos productos en la superficie de los glóbulos rojos. Estos productos tienen propiedades antigénicas de manera que inducen una respuesta inmunológica frente a ellos si se introducen en la sangre de una persona que no los tienen. Existen diversas modalidades y cada uno de nosotros tenemos unas u otras. Las dos clasificaciones más importantes para describir grupos sanguíneos en humanos son los antígenos (el sistema ABO) y el factor RH.

El nombre del sistema ABO proviene de los tres tipos de antígenos que se identifican: los de antígeno A, de antígeno B, y "O”.

  • Las personas con sangre del tipo A tienen glóbulos rojos que expresan antígenos de tipo A en su superficie y son capaces de producir anticuerpos contra los antígenos B.
  • Las personas con sangre del tipo B tiene la combinación contraria, glóbulos rojos con antígenos de tipo B en su superficie y capacidad de producir anticuerpos contra los antígenos A.
  • Los individuos con sangre del tipo O ó 0 (cero) no expresan ninguno de los dos antígenos (A o B) en la superficie de sus glóbulos rojos pero tienen anticuerpos contra ambos tipos.
  • Las personas con tipo AB expresan ambos antígenos en su superficie y no fabrican ninguno de los dos anticuerpos

Las transfusiones de sangre entre grupos incompatibles pueden provocar una reacción inmunológica que puede desembocar en hemólisis, anemia, fallo renal, shock, o muerte. Los dos sistemas principales de grupos sanguíneos (ABO y Rh) coexisten en los glóbulos rojos, de manera que se puede ser por ejemplo Rh + A+ (A+), Rh - A+ (A-), Rh + A+ B+ (AB +), Rh + A- B- (O+), etc.

Las personas con factores Rhesus en su sangre se clasifican como Rh positivas; mientras que aquellas sin los factores se clasifican RH negativas. Las personas Rh negativas forman anticuerpos contra el factor Rh, si están expuestas a sangre Rh positiva.

Los antígenos del sistema Rh son de naturaleza proteica

El motivo exacto por el que las personas nacen con anticuerpos contra un antígeno al que nunca han sido expuestas es desconocido. Se piensa que algunos antígenos bacterianos son lo bastante similares a estos antígenos A y B que los anticuerpos creados contra la bacteria reaccionan con los glóbulos rojos AB0-incompatibles. No es el caso de los anticuerpos anti-Rh que requieren un proceso de sensibilización.

Incompatibilidad Rhesus (Rh)

La enfermedad por incompatibilidad Rh sucede cuando el feto es el resultado de la fecundación de un óvulo de una madre con Rh - y el padre biológico Rh +. En estos casos, si el feto es Rh+ puede producirse la enfermedad si hay contacto entre la sangre de la madre y la del feto, ya que se producen anticuerpos anti-Rh por parte de la madre que atravesarán la placenta y atacarán los glóbulos rojos presentes en la sangre del feto.

El riesgo de la incompatibilidad Rh es menor en el primer embarazo porque el bebé generalmente nace antes de la exposición a la sangre materna, a no ser que previamente haya habido otro embrazo que haya pasado desapercibido por abortar en las primeras semanas y confundirse con un retraso simple de la regla (esto sucede con cierta frecuencia).

Incompatibilidad Rh como causa de aborto

Las dificultades se presentan cuando el factor Rh entra al sistema circulatorio Rh negativo de la madre durante el parto, y se desarrollan los anticuerpos maternos anti-Rh. En el siguiente embarazo, los anticuerpos que llegan al feto por la placenta (medio por el cuál existe un contacto entre la madre y el feto, que permite el transporte de alimentos, oxígeno, etc.), empiezan a causar destrucción de los eritrocitos fetales (los que transportan oxígeno y nutrientes al cuerpo). Si la destrucción de los eritrocitos es muy grave, el feto puede morir.

Como la producción de anticuerpos de la madre se inicia después del parto (unos tres días después), se puede evitar administrando una inmunoglobulina de Rh (RhIg) dentro de las 72 horas siguientes de cada parto o aborto, ya que los anticuerpos de esta medicación destruirán los hematíes fetales antes de que produzcan sensibilización de la madre y produzca sus propios anticuerpos. Su efecto dura unos meses, aunque es inefectiva en un 2% de los casos. La inyección debe de aplicarse también después de cada aborto.

Normalmente se realizan controles periódicos para comprobar que no aumenten e intentar llevar el embarazo a término. Si hay anticuerpos presentes y se detecta anemia en el feto, se realiza una transfusión de sangre para reemplazar el suministro de sangre del feto con sangre Rh negativo, que no será dañada por los anticuerpos que su cuerpo ha creado. La transfusión se administra a través del cordón umbilical mientras el feto está todavía en el útero, aunque dependiendo del grado de afectación, y dado que éste es un procedimiento de cierto riesgo, puede preferirse inducir el trabajo de parto antes de tiempo, de manera que la transfusión sanguínea pueda realizarse después del nacimiento del bebé.

 


 

Incompatibilidad con el grupo sanguíneo (ABO)

Ocurre cuando el grupo sanguíneo de la madre es O y el del recién nacido es A o B. Se produce la llamada enfermedad hemolítica del recién nacido: los glóbulos rojos del recién nacido se destruyen rápidamente y se produce una anemia. El problema clínico principal es el desarrollo de una hiperbilirrubinemia significativa que se manifiesta en forma de ictericia, después del nacimiento, ya que la hemoglobina liberada de los glóbulos rojos destruidos se convierte en bilirrubina. Habitualmente, se encuentran anticuerpos anti A o anti B en el suero del recién nacido.

Sintomatología del recién nacido con incompatibilidad del grupo sanguíneo:

  • Anemia.
  • Edema (hinchazón bajo la superficie de la piel)
  • Hepatomegalia o esplenomegalia.
  • Hidropesía (líquido a lo largo de los tejidos corporales, incluso en los espacios que albergan los pulmones, el corazón y los órganos abdominales)
  • Ictericia.

Tratamiento

Después del nacimiento, dependiendo de la gravedad de la afección, generalmente es necesario realizar una transfusión.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.