El tabaco y la mujer

mujer fumadora


El tabaco, además, puede afectar también al metabolismo hormonal sexual y causar una mayor predisposición a tener menstruaciones dolorosas e irregulares, reducir las posibilidades de embarazo e incluso llevarla a la infertilidad. Asimismo, las mujeres fumadoras sufren un adelanto medio de la menopausia de entre dos y tres años con respecto a las mujeres que nunca han fumado, con el consecuente aumento del riesgo cardiovascular y de osteoporosis.
el tabaco y la mujer

Tabaco y embarazo

Se estima que entre el 12% y el 22% de las mujeres fumadoras en estado de gestación continúan fumando durante el embarazo, a pesar de conocer los riesgos que ello conlleva. Además, una de cada cinco mujeres embarazadas no fumadoras se ven expuestas al humo del tabaco en su propia casa. La cuestión es que tanto el hábito de fumar como la inhalación del humo de segunda mano causan problemas de salud a la madre y al feto. Las embarazadas que fuman tienen dos veces más posibilidades de presentar complicaciones, como embarazo ectópico; presentar placenta previa, lo que obliga a adelantar el parto mediante cesárea; y desprendimiento de placenta, induciendo partos prematuros, muerte fetal o muerte neonatal. Los expertos consideran que el riesgo de desprendimiento de placenta es de 1,4 a 2,4 veces mayor en las gestantes fumadoras.
Por otra parte, la nicotina contenida en el humo del tabaco puede causar la constricción de los vasos sanguíneos del cordón umbilical, disminuyendo así el aporte de oxígeno y de nutrientes al feto y ocasionando alteraciones en su desarrollo. Es por ello que el riesgo de aborto y de que los niños tengan bajo peso al nacer son dos de las complicaciones más frecuentes de los embarazos de mujeres fumadoras. En concreto, el riesgo de nacimiento de bebés con bajo peso es 2,5 veces mayor que en las gestantes no fumadoras. Esta probabilidad se reduciría notablemente si la futura madre dejara de fumar en el momento que conoce su embarazo o, mejor aún, cuando decide quedarse embarazada.
Finalmente, hay que tener en cuenta que la nicotina inhalada con el humo del tabaco a la leche materna, lo que puede afectar negativamente a la salud del lactante.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.
En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.
La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.
La información intercambiada en este servicio es confidencial, sin embargo su contenido podrá ser publicado omitiendo toda referencia a datos personales.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.