Calcula tu seguro Te llamamos
para contratar
Contacto telefónico
Resuelve tus dudas
L-V de 8:00h a 22:00h
S-D de 10-14h y 16-20h
917210587
Si quieres contratar un seguro te llamamos gratis
L-V de 9:00h a 21:00h
Por favor, compruebe el teléfono insertado, el número proporcionado no es correcto. Debes introducir un teléfono para que te podamos llamar.
Introduzca su nombre, por favor Introduzca su nombre, por favor

Cambios emocionales

01/06/2023

Ya ha quedado expuesto con anterioridad que durante el embarazo se producen muchos cambios, tanto a nivel físico como psicológico y, de alguna forma, se plantean muchas cuestiones que conducen a la toma de conciencia de la nueva situación: reajuste desde todos los puntos de vista.

Primer trimestre

Se caracteriza, en líneas generales, por una gran inseguridad:

  • Aparece una conducta en la que puede apreciarse ansiedad.
  • Dudas sobre si se desea estar embarazada.
  • Cambios bruscos de humor.
  • Planteamiento del nuevo papel como madre ¿buena o mala madre?
  • Se comienza a tomar conciencia del cuerpo.
  • Dificultad para asimilar los cambios estructurales y funcionales del cuerpo.

Segundo trimestre

La madre puede sentir ya la presencia de su hijo y está segura de que hay un niño en su vientre; esto origina que aparezcan dos conductas totalmente opuestas: por un lado, calma y tranquilidad; por otro, ansiedad, como consecuencia de la irregularidad de los movimientos del feto. Hay ocasiones en las que, pese a producirse movimientos fetales, la mujer no los siente, debido a una anulación de la percepción producida por la ansiedad.

Los pensamientos de la mujer se centran en el bienestar.

Aparecen dudas y temores sobre la normalidad o anormalidad del niño, lo que provoca en la embarazada inquietud, que se ve alimentada por la sociedad que le rodea y por todo cuanto oye. El miedo está relacionado, en muchas ocasiones, con la ansiedad de no ser capaz de cumplir con un conjunto de normas fijadas por otras personas (padres o marido), o con el temor de no ser capaz de criar y educar bien a su futuro hijo. Otra causa de los temores es que, a la mujer, le parece imposible que en su cuerpo pueda generarse algo tan perfecto como un ser humano.

También se plantean dudas sobre la posible influencia que va a tener el nacimiento del niño en la dinámica de la pareja.

Tercer trimestre

La gestante está deseando que llegue el momento del parto pero al mismo tiempo tiene “miedo”. Las preocupaciones más habituales en este período son:

o Miedo al dolor

La embarazada que va a tener su primer hijo no sabe en qué consiste el dolor en el parto ni cómo se sienten las contracciones, y eso puede producirle ansiedad. La información adecuada es el modo más eficaz para enfrentarse a esta situación y combatirla. El dolor durante el parto es totalmente diferente a cualquier otro tipo de dolor producido por una enfermedad: es un “dolor positivo” o un “dolor con objetivo”.

o Miedo a parecer ridícula

Está estrechamente relacionado con el miedo a la pérdida de control. Algunas mujeres se enfrentan al parto considerándolo como una prueba, como un examen. Piensan que los médicos o las enfermeras se reirán de ellas si se descontrolan o gritan, como si tuvieran que demostrar que son capaces de hacerlo bien y que no pueden fallar. Pero el parto no es ningún examen. Es, sobre todo, una experiencia muy importante para la mujer y un trabajo que envuelve la colaboración del cuerpo y la mente.

No existe el éxito y el fracaso. No se puede parecer ridícula mientras se da a luz y en este examen no se suspende a nadie. Todo el personal médico que asiste el parto tiene amplia experiencia en estas situaciones y su única preocupación será ayudar a la mujer durante este proceso.

o Temor a encontrarse sola

Algunas mujeres consideran el parto como una desagradable interrupción de la vida normal, como una incidencia médica y no como una experiencia que puede producir satisfacción por sí misma.

Pueden sentirse completamente dependientes de las técnicas utilizadas en el hospital, como si los otros fueran quienes tuvieran el bebé por ella. Aunque el hospital y el personal sanitario representan un papel muy importantes, sobre todo en situaciones difíciles, la mujer es la verdadera protagonista de todo el proceso, está preparada fisiológicamente para tener a su bebé y es capaz de realizar este trabajo y de manera muy adecuada y eficaz.

o Miedo al hospital Es posible que sea la primera vez que la mujer ingresa en un hospital. Las luces, los olores y otras circunstancias pueden causarle alarma. Una forma positiva de enfrentarse a esta situación es poder conocer previamente el hospital, el entorno en el que se va a producir el parto y desarrollar una buena relación con el tocólogo y su equipo, recibiendo apoyo e información clara acerca de todo lo que le preocupa y sintiéndose partícipe de todo el proceso.

Noveno mes

  • Conducta de ansiedad acusada, agudizada al irse aproximando el día del parto.
  • Desde el punto de vista psíquico, este aumento de la ansiedad produce una anulación de la percepción, causa por la que, a veces, se sienten peor los movimientos fetales.
  • Incertidumbre por cuál será la fecha del parto, por el propio parto y por el recién nacido.
  • Dudas sobre la capacidad de controlar el proceso de parto.
  • Trastornos del sueño, con insomnio.
  • Ansiedad también debido al cansancio del embarazo y la mayor Intensidad / frecuencia de las molestias asociadas al embarazo.

El futuro padre

Convertirse en padre no es un acontecimiento aislado, sino un proceso gradual, mediante el cual se va familiarizando con las exigencias y con los placeres del nuevo papel. El embarazo afecta a la mujer y a toda la familia. Hasta hace poco no se ha reconocido la importancia del futuro padre y de sus propios sentimientos en relación al hecho del nacimiento de su hijo. En consecuencia, los trastornos y las dificultades que pueda experimentar el futuro padre se conocen poco y no se prepara adecuadamente a los hombres para el impacto que reprenda la gestación de su mujer.

Generalmente, cuando se habla del papel del padre se hace referencia únicamente a la clase de ayuda que puede prestar a la mujer en el momento del parto y a lo largo del embarazo. Esto puede hacerle sentirse aislado, ya que no se tienen en cuenta, en muchas ocasiones, sus propios sentimientos. Por lo tanto, también le resulta más difícil prestar el apoyo que necesita su compañera.

Es posible que, en algún momento, el futuro padre pueda sentirse celoso del niño o de la atención prestada a la futura madre, lo que le conducirá a experimentar remordimientos y, como consecuencia de éstos, a concentrase más en su trabajo, alejándole del embarazo.

Por otra parte, al hombre le puede resultar inicialmente difícil sentir que realmente un ser vivo se esté desarrollando dentro del cuerpo de su pareja. A veces sólo toma conciencia del pequeño cuando nota su pataleo en la cama. Es posible que estas connotaciones le hagan tener sensaciones contradictorias de asombro y, a veces, de miedo.

De acuerdo con lo expuesto, el hecho de tener un hijo no sólo afecta a la mujer, sino que es un acontecer que han de compartir el hombre y la mujer. El hombre debe estar decidido a participar activamente de todo el proceso y a apoyar a su pareja a lo largo del embarazo, durante el parto y tras el nacimiento, puesto que ella necesita mantener una relación con él totalmente distinta de la que tiene con los demás. Es necesario que ambos compartan sus emociones y sentimientos y que hablen con ellos.

Sanitas - Bupa

SANITAS

Este contenido ha sido escrito por médicos especializados de los centros y Hospitales de Sanitas.

Nuestro propósito es promover vidas más largas, sanas y felices y un mundo mejor.

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares. En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa. La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa. La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contar con la confianza de Sanitas al mejor precio
Cuida tu salud, al mejor precio
  • Amplio cuadro médico
  • Hospitales y centros propios
  • Atención al cliente 24/7
  • Seguros con y sin copago
Calcula tu seguro
Calcula tu seguro
Te Llamamos Calcula tu seguro