10 consejos para afrontar la demencia

    

La demencia implica un deterioro de las facultades mentales que conlleva pérdida de memoria, dificultad para comunicarse y transtorno de conducta, lo que hace que sea más duro de entender por parte de los familiares y cuidadores. Asimismo, el desconocimiento sobre la demencia aumenta esta incomprensión.

Sobre los familiares y cuidadores recae toda la responsabilidad del día a día de las personas con demencia. Es un trabajo que implica paciencia y fortaleza y es normal que surjan dudas.  

10 consejos para afrontar la demencia

Estos 10 consejos te ayudarán a afrontar tu día a día al cuidado de una persona con demencia:

  1. Intenta mantener siempre presente que la persona con demencia es todavía la misma persona, está ahí, aunque está enferma.
  2. En la primera etapa, el enfermo puede seguir siendo independiente, manteniendo sus rutinas diarias (como ducharse), lo que le dará seguridad. En estados más avanzados deberás garantizar su seguridad, ya que puede ponerse en peligro. Por ejemplo, es aconsejable adaptar los grifos con dispositivos para controlar la temperatura, instalar detectores de humo, quitar los pestillos de las puertas, etc.
  3. La comunicación es una de las partes más afectadas en las personas con demencia. Se debe tener paciencia y dejar que la persona termine sus frases, mirarla a los ojos y mantener conversaciones sobre temas actuales o del pasado.
  4. Hay que saber motivar al enfermo sin forzarlo cuando no quiere comer, o controlarlo cuando, en el caso contrario, tiene exceso de apetito.
  5. Realizar actividades de forma relajada al aire libre, didácticas o con animales es beneficioso para que mantengan la mente activa.
  6. Se debe intentar mantener su autonomía dejando que realicen el mayor número de tareas de su cuidado diario por ellos mismos.
  7. Habrá momentos en los que el enfermo se sienta frustrado al ser consciente de sus limitaciones, debes tener paciencia, mantener la calma e intentar dirigir su atención hacia otra cosa.
  8. Recurre a familiares, amigos o profesionales cuando te sientas agotado o superado por la situación.
  9. Ante todo, cuida de ti primero para poder cuidar al otro.
  10. Si necesitas ayuda, no dudes en asesorarte sobre las opciones más beneficiosas tanto para ti como para la persona a la que cuidas.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.