Causas y tratamiento de la esclerosis múltiple

Aunque la esclerosis múltiple es una enfermedad neurológica crónica y degenerativa que se inicia habitualmente en personas de 30 a 40 años, existe un tipo, denominado esclerosis múltiple de inicio tardío que supone aproximadamente un 4% del total de casos y que puede empezar a dar la cara a partir de los 50 años.

En cualquier caso, es una enfermedad de larga evolución. De hecho, se estima que incluso si no se trata, tras la aparición de los primeros síntomas el 50% de los pacientes mantienen una elevada capacidad de movilidad a los 15 años del diagnóstico. Sólo el 10% de los pacientes fallece a causa de las complicaciones de esta enfermedad.

No se conoce las causas de la esclerosis múltiple, si bien se considera que existen mecanismos autoinmune que actúan sobre el sistema nervioso central, ocasionando su progresión y sintomatología característica.

esclerosis múltiple

  • Evitar ulceraciones en la piel (escaras): es importante evitar que el paciente permanezca mucho tiempo en la cama inmovilizado. Es necesario cambiarle de postura frecuentemente y utilizar una silla de ruedas adaptada, preferiblemente con un cojín antiescaras. Es importante revisar a menudo la piel para detectar cualquier enrojecimiento y tratarlo adecuadamente. Hay que mantener seca la piel de las zonas de apoyo y, si el paciente sufre incontinencia, secarlo bien después de haberlo limpiado.
          
  • Adaptación de la vivienda: se puede adaptar el baño para que pueda accederse a la ducha con la silla de ruedas o utilizar grúas especiales para colocarlo en la bañera. El resto de la vivienda debe permitir el uso de la silla de ruedas y es necesario eliminar cualquier obstáculo. La cama debe estar situada a la altura de la silla de ruedas.
           
  • Vestirse: la ropa debe ser cómoda y fácil de poner y quitar, por lo que conviene utilizar una o dos tallas más de la que se tiene. Son preferibles los cierres de velcro y las cremalleras a los botones. Es mejor empezar a vestirse por el lado más discapacitado.
           
esclerosis múltiple
  • Alimentación: una alimentación correcta es fundamental. la dieta debe ser rica en fibra para combatir el estreñimiento e ingerir dos litros de líquido al día para evitar trastornos de la función urinaria. Si hay problemas de masticación es preferible triturar los alimentos ante de ingerirlos. También hay que tener en cuenta la posición en se come, especialmente en lo se refiere a la cabeza, con el fin de que la lengua no se vaya hacia atrás. Si el deterioro del paciente es grave, habrá que recurrir al uso de una sonda.
           
  • Gimnasia y rehabilitación: la fisioterapia puede ayudar a mantener la funcionalidad en el movimiento y la manipulación de los objetos. Se puede hacer en un centro especializado, pero también es conveniente la práctica de ejercicios específicos en casa.
          
  • Comunicación: si hay problemas para la comunicación verbal, el uso de la mímica y del ordenador pueden facilitar mucho las cosas.
          

Tratamiento de la esclerosis múltiple

Lo fundamental es seguir el tratamiento prescrito por el médico de forma ininterrumpida. Dado que las personas con esclerosis múltiple visitan al médico con regularidad, habrá que comunicarle cualquier nuevo síntoma o situación concreta para que éste decida si es necesario sumar algún tratamiento específico.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.
En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.
La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.
La información intercambiada en este servicio es confidencial, sin embargo su contenido podrá ser publicado omitiendo toda referencia a datos personales.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.