La toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una infección causada por un parásito al que se conoce como Toxoplasma gondii, que puede encontrarse tanto en los seres humanos como en animales y que se puede adquirir de diferentes formas:

  • Comer carne cruda o poco hecha.
  • Contacto con las heces de gato.
  • Ingerir tierra contaminada.
  • Aunque improbable, por transfusiones de sangres o trasplantes de órganos.

toxoplasmosis


toxoplasmosis infección

Síntomas


La toxoplasmosis puede no producir síntomas, pero en general estos aparece una o dos semanas después de producirse la infección:

  • Fiebre.
  • Dolor de Cabeza.
  • Dolor de garganta.
  • Dolor muscular.
  • Inflamación de los ganglios situados en el cuello y la cabeza

toxoplasmosis


En los bebés que han sido contagiados con la toxoplasmosis por sus madres durante el embarazo la enfermedad puede revestir una mayor gravedad. En los casos leves pueden incluso permanecer asintomáticos durante años, pero si no se les somete a tratamiento pueden surgir complicaciones muy graves:

  • Hidrocefalia.
  • Daños en el sistema nervioso.
  • Diarrea.
  • Vómitos.
  • Pérdida de audición.
  • Pérdida de visión.
  • Ictericia.
  • Bajo peso al nacer.
  • Hepatomegalia.

Tratamiento


El tratamiento de la toxoplasmosis se realiza con medicamentos antipalúdicos y antibióticos. No obstante, la enfermedad puede reaparecer en cualquier momento.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.