Pérdidas de orina durante la menopausia

Las pérdidas involuntarias de orina es una de las consecuencias más frecuentes de la menopausia y se debe a que el descenso en la secreción de estrógenos hace que se debiliten los músculos que controlan la vejiga y la uretra. No obstante, este problema también puede estar causado por el desgarramiento de tejidos próximos a la vejiga y la vagina que se puede producir cuando se ha tenido uno o varios partos.

Cuando la pérdida de orina es leve y se produce tras realizar algún tipo de esfuerzo, como toser, estornudar, reír, levantar peso o subir escaleras se denomina incontinencia urinaria por esfuerzo. Sin embargo, también existe la incontinencia urinaria de urgencia, que se caracteriza porque ante los mismos estímulos se tienen unas ganas repentinas e incontenibles de orinar y no da tiempo a llegar al baño. En las mujeres obesas el problema se agrava ante la presión que la grasa abdominal ejerce sobre la vejiga.

La pérdida involuntaria de orina hace que muchas mujeres se sientan avergonzadas y hace que en ocasiones no sólo afecte a su relación de pareja, sino que empiecen a limitar su actividad social por miedo a que se produzca cuando se está en el cine, en un transporte público, en un ascensor o un centro comercial, por poner algún ejemplo. Y, de hecho, muchas mujeres ocultan el problema a los demás y se limitan a sufrirlo.


pérdidas orina menopausia

Tratamiento de las pérdidas de orina durante la menopausia

Sin embargo, han de ser conscientes de que la incontinencia urinaria puede tener solución y que para ello deben buscar la ayuda del médico. Existen muchos medicamentos que pueden ayudar a controlar la pérdida de orina, así como ejercicios físicos que permitan fortalecer los músculos que controlan la vejiga y la uretra (ejercicios de Kegel para fortalecer el duelo pélvico, por ejemplo).

Por último, si la causa es una lesión o un problema orgánico cabe la posibilidad de recurrir a una técnica quirúrgica que, además de ofrecer buenos resultados es sencilla y de rápida recuperación.

La pérdida de orina que sobreviene con la menopausia no debe ser en ningún caso un factor limitante de la calidad de vida y menos aún suponer un lastre emocional para las mujeres que la sufren.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.