Cómo controlar las pesadillas

La mayoría de las pesadillas se producen en la fase REM del sueño, que se caracteriza por el movimiento rápido de los ojos bajo los párpados. Sólo el 4%, a las que se denomina terrores nocturnos, se producen en la fase no REM, aunque sólo queda de ellos la sensación desagradable de haber tenido un mal sueño o haberse despertado gritando o con miedo, pero sin recordar ningún detalle del mismo.

En cualquier caso, el hecho de tener pesadillas de forma recurrente o puntual puede deberse a diferentes factores causales:
   

  • Ser una persona insegura o nerviosa.
  • Encontrarse en un estado de fragilidad emocional.
  • Estar en un estado de ansiedad.
  • Haber tomado alcohol.
  • Haber sufrido un episodio traumático que ha dejado huella en el consciente o en el subconsciente.
  • Factores ambientales, como el ruido exterior, que se perciben durante el sueño de forma no consciente y que ocasionan un cambio brusco de las fases del sueño.
       
cómo controlar las pesadillas

La pregunta es si se puede evitar tener pesadillas. Los expertos suelen contestarla afirmativamente, basándose en la necesidad de mantener una buena higiene del sueño, lo que se logra adoptando una serie de medidas:
  

  • Utilizar técnicas de relajación cuando se está en un estado de nerviosismo o ansiedad, o se tienen problemas emocionales.
  • No consumir bebidas estimulantes (café, té, etc.) antes de dormir.
  • Tampoco alcohol ni drogas psicoactivas.
  • Utilizar tapones para los oídos si hay un ruido ambiental excesivo que impide conciliar el sueño con normalidad.
  • Realizar alguna actividad física diaria, preferiblemente por la tarde. Ayuda a dormirse más rápidamente y tener un sueño más profundo y reparador.
  • Acostarse y levantarse siempre a la misma hora.
  • Realizar cenas ligeras, con alimentos fáciles de digerir.
  • Los tratamientos prolongados con tranquilizantes, alteran el sueño y favorecen las pesadillas.
  • Si las pesadillas se producen coincidiendo con el inicio de un tratamiento farmacológico, hay que consultar con el médico por si pudiera tratarse de un efecto adverso.
  • Practicar una buena higiene del sueño: acostarse a la misma hora todas las noches y despertarse a la misma hora cada mañana.
  • Evitar el uso prolongado de tranquilizantes.
  • Algunos expertos sugieren escribir en un papel todo lo relacionado con la pesadilla, para luego leerlo en voz alta, romper el papel y tirarlo. El subconsciente lo percibirá con un efecto terapéutico.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contenidos relacionados