Calcula tu seguro Te Llamamos
Contacto telefónico
Resuelve tus dudas
Si estás pensando en contratar un seguro médico para tu empresa te llámanos.
un gestor especializado de tu zona se pondrá en contacto contigo
Debes introducir un CIF para que te podamos llamar. Por favor, compruebe el CIF insertado, el número proporcionado no es correcto. El CIF introducido no es válido.
Por favor, compruebe el número de empleados insertado, el número proporcionado no es correcto. Debes introducir un número de empleados para que te podamos llamar.
Introduzca su nombre, por favor Introduzca su nombre, por favor
Introduzca su apellido, por favor. Introduzca su apellido, por favor.
Por favor, compruebe el teléfono insertado, el número proporcionado no es correcto. Debes introducir unteléfono para que te podamos llamar.
Debes introducir unemail para que te podamos llamar. Por favor, compruebe el e-mail insertado, el e-mail proporcionado no es correcto.

* Campo obligatorio

Consulta la información de privacidad
Loading...
Inbound Recruit

Inbound Recruit o cómo atraer al candidato perfecto

Que la sociedad de hoy en día ha cambiado de manera notable en los últimos veinte años no es algo novedoso. Al igual que tampoco lo es la transformación que ha sufrido el modo de trabajar en las empresas, donde las relaciones, el espacio y los horarios han cambiado (de forma especialmente notable a raíz de la pandemia) y donde la  transformación tecnológica ha jugado un papel fundamental.

Estos cambios han ido parejos de una transformación, como no podía ser de otra manera, en la forma en la que los trabajadores se relacionan con sus empresas. Si antes el mayor valor para un empleado era disponer de un buen sueldo, hoy, en muchas ocasiones priman otra serie de factores a la hora de elegir donde trabajar, como sentirse motivado cada día, el horario laboral, o saberse parte de un proyecto único, con posibilidades de crecimiento personal y profesional.

Sin embargo, pese a la evidencia de estos cambios, es habitual ver como las ofertas de trabajo de muchas empresas siguen basadas en técnicas tradicionales: Colgar ofertas en portales de empleo o contactar a puerta fría, a través de plataformas digitales, con los posibles candidatos.

El Inbound Recruit es una metodología de reclutamiento, adaptada a las  exigencias de la sociedad de hoy día, que consiste en hacer atractivas a las organizaciones para que los candidatos acudan directamente a ellas por sentirse identificados con sus valores. Este sistema, al contrario de lo que sucede en los procesos de selección tradicionales, ofrece todo el poder al candidato y su principal objetivo es atraer a las personas con mayor talento.

La estrategia para reclutar que se utiliza en el Inbound Recruit está basada en el conocido como Inbound Marketing, un sistema que combina diferentes herramientas del marketing digital con acciones propias del marketing de reclutamiento y que, en definitiva, busca ofrecer una experiencia única e inmejorable al candidato durante todo el proceso de selección.
 

Fases del Inbound Recruit

Las estrategias de Inbound Recruit se dividen en cuatro fases que completan un largo de proceso de atracción y enamoramiento del candidato por parte de la compañía.

Fase 1: Atracción

El primer paso es atraer a los candidatos a la organización. Para ello será necesario que cada vez más usuario visiten la página de empleo de las compañías y las ofertas allí publicadas. Pero no basta con eso, los profesionales que lleguen a la web deben encajar con el perfil deseado, por lo que es necesario utilizar herramientas de SEO y SEM para poder hacer una primera criba de candidatos.

Fase 2: Convertir

Una vez que el número de visitas ha aumentado, el objetivo es convertirlas en candidatos que quieran trabajar en la empresa. Para ello, es fundamental que la landing page donde han aterrizado sea atractiva e intuitiva, de tal manera que sea sencillo dejar el currículum o cualquier otro elemento que sirva como carta de presentación.

Fase 3: Contratar

La tercera fase es el momento más delicado del proceso, en el que el candidato pasa a ser empleado. Para ello habrá que haber gestionado de manera eficiente la candidatura, a través de un correcto cribado de contactos, y con herramientas de automatización de procedimientos que aseguren un control total sobre el proceso de contratación.

Fase 4: Enamorar 

Si el proceso completo ha sido único y satisfactorio para el nuevo empleado, será sencillo haber “enamorado” a esa persona, y no hay nada mejor que un empleado satisfecho con su compañía. Del mismo modo, es importante que esto suceda con los candidatos que no resulten elegidos: Si durante el proceso se han sentido valorados, también serán grandes prescriptores de la organización. En este sentido, la utilización de herramientas para conocer la opinión de todos ellos, pueden ser de gran utilidad para mejorar el proceso de cara al futuro.

 

En un entorno en el que cada día la competitividad por tener a los mejores talentos es mayor, la aplicación de técnicas Inbound Recruit representa una gran ventaja, ya que permite a atraer a personas afines y comprometidas con las empresas, en un tiempo récord, y creando una relación entre el candadito y las compañías que redunda en la propuesta de valor de las organizaciones.

Ventajas para las empresas

Ventajas para la empresa

Descubre las ventajas de nuestro seguro para la empresa

Más información