Calcula tu seguro Te llamamos
para contratar
Contacto telefónico
Resuelve tus dudas
L-V de 8:00h a 22:00h
S-D de 10-14h y 16-20h
Si quieres contratar un seguro te llamamos gratis
L-V de 9:00h a 21:00h
Por favor, compruebe el teléfono insertado, el número proporcionado no es correcto. Debes introducir un teléfono para que te podamos llamar.
Introduzca su nombre, por favor Introduzca su nombre, por favor

Convulsiones febriles

Se suelen producir en niños sanos de entre 9 meses y 5 años de edad coincidiendo con un episodio febril que supera los 38ºC. No se conoce bien la causa, pero lo cierto es que los pocos minutos que duran resultan aterradores para los padres, ya que el niño pierde la consciencia, se pone rígido, con los ojos en blanco y sacudidas de brazos y piernas y parece que no respira, hasta el punto de que los labios adquieren una coloración amoratada.

En ocasiones el niño pierde el tono muscular y se queda como si fuera una muñeco de trapo. Cuando vuelve en sí es normal que durante algunos minutos mantenga un estado de confusión y se sienta cansado y con sueño. Hay que advertir, no obstante, que una convulsión que dure más de 15 minutos, afecte únicamente a una parte del cuerpo o se repita en el transcurso de la misma enfermedad no es una convulsión febril normal.

Sin embargo, pese a lo alarmante de la situación, la convulsión febril no reviste ningún problema para la salud. Sí hay que señalar que suele haber antecedentes familiares de convulsiones y en general se produce en el inicio de una enfermedad infecciosa.

convulsiones febriles  

Cómo actuar ante las convulsiones febriles

Saber qué es una convulsión febril es fundamental para controlar el miedo que afecta a los padres, de modo que éstos puedan actuar convenientemente. No hay que tratar de parar la convulsión ni gritar o sacudir al niño. Hay que mantener la calma y si está en un lugar peligroso, hay que dejar al niño en el suelo (preferiblemente sobre una manta), aflojar la ropa ajustada (incluso desnudándolo hasta la cintura) y estar atentos a si vomita o se le acumula saliva o mucosidad en la boca. En este último caso, más si la lengua obstaculiza el paso, hay que ponerlo de lado.

Sanitas - Bupa

SANITAS

Este contenido ha sido escrito por médicos especializados de los centros y Hospitales de Sanitas.

Nuestro propósito es promover vidas más largas, sanas y felices y un mundo mejor.

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares. En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa. La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa. La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contar con la confianza de Sanitas al mejor precio
Cuida tu salud, al mejor precio
  • Amplio cuadro médico
  • Hospitales y centros propios
  • Atención al cliente 24/7
  • Seguros con y sin copago
Calcula tu seguro
Calcula tu seguro
Te Llamamos Calcula tu seguro