Anorgasmia: incapacidad de alcanzar el orgasmo

La anorgasmia es una disfunción sexual por la que las personas que la sufren se ven incapacitadas para alcanzar el orgasmo durante sus relaciones sexuales e incluso mediante la masturbación. Es más frecuente entre las mujeres que en los hombres, dado que en estos el diagnóstico es mas complejo, ya que no se debe incluir en esta definición la disfunción eréctil o tener problemas de eyaculación, pues el orgasmo masculino no debe tomarse como un sinónimo de eyaculación. También hay que tener en cuenta que en el caso de la mujer la anatomía de los órganos sexuales es más compleja que la del hombre.

Los estudios realizados determinan que únicamente un tercio de las mujeres afirma alcanzar el orgasmo con regularidad, mientras que entre un 5 y un 10% nunca lo han experimentado. La anorgasmia puede ser:

  • Primaria: siempre ha estado ahí.
  • Secundaria: tras un periodo de normalidad en el que se alcanza el orgasmo con regularidad, deja repentinamente de lograrse.

También puede clasificarse como:

  • Absoluta: cuando no se consigue el orgasmo en ninguna circunstancia.
  • Relativa: cuando únicamente se obtiene de una forma determinada.
  • Situacional: si se logra el orgasmo sólo en circunstancias muy concretas.
Causas de la anorgasmia


Algunos factores que pueden estar en el origen de la anorgasmia son:

  • La toma de ciertos medicamentos, como los antidepresivos.
  • Problemas psicológicos.
  • Déficit de testosterona.
  • Enfermedades del aparato circulatorio, endocrinológicas, ginecológicas o neurológicas.

Tampoco debe olvidarse una deficiente formación e información sexual, así como la falta de comunicación con la pareja como origen del problema. Lo cierto es que apenas el 5% de los casos de anorgasmia tienen una causa orgánica identificable.

En cualquier caso, la anorgasmia tiene tratamiento y éste resulta eficaz en el 95% de los casos.

Algunas de las vías terapéuticas disponibles son:

  • Eliminar las actitudes negativas y prejuicios en torno a la sexualidad y el orgasmo.
  • Mejorar la comunicación con la pareja.
  • Desarrollar habilidades sexuales.
  • Rrealizar ejercicios específicos para esta disfunción sexual.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.