Protege del sol la piel de las personas mayores

Tomar el sol de forma excesiva y sin protección daña la piel a cualquier edad, pero es especialmente peligroso para las personas mayores. La piel es la encargada de actuar como una barrera de protección ante los agentes externos pero con los años se debilita haciéndose más vulnerable a los efectos de los rayos solares.

Para mantener una buena salud cutánea en las personas mayores durante el verano es necesario tomar medidas especiales:

Mantenerles hidratados
Asegurarse de que beban al menos 2 litros de agua al día disminuirá el riesgo de deshidratación. Es recomendable además aumentar el consumo de frutas y verduras permitiendo así recibir un aporte extra de agua en su dieta.

protección solar

Utilizar cremas o aceites hidratantes
Las personas mayores suelen tener la piel seca, lo que favorece la aparición de descamación y llagas. Utilizar una crema hidratante tras la ducha diaria ayudará a la piel a mantenerse bien hidratada.

Reducir el tiempo que pasan bajo el sol
La radiación UV del sol tiene un efecto acumulativo en la piel lo que fomenta que con la edad aparezcan manchas o incluso se llegue a producir cáncer de piel. Para evitar lo máximo posible los efectos de la radiación solar se aconseja no salir en las horas en las que el sol es más fuerte, utilizar sombreros de ala ancha y ropa amplia, de tejidos ligeros y colores claros que disminuyan la sudoración.  

Utilizar protectores solares
Se deben aplicar cremas solares de un factor superior al 15 y aplicar de nuevo al menos cada dos horas para asegurar una mayor protección.

Además de estos consejos, es importante vigilar periódicamente el estado general de la piel. No dudes en consultar con un profesional sanitario en caso de cambio de color o aparición de manchas y lunares.

Recuerda que proteger del sol la piel de las personas mayores es fundamental para preservar la salud de todo su organismo.

https://www.segg.es/pretema.asp?cod=45
https://www.segg.es/pretema.asp?cod=94

 

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.