Ejercicios recomendados en personas mayores

El ejercicio físico en personas mayores practicado de forma regular es una de las claves fundamentales para un envejecimiento saludable, tanto por su capacidad terapéutica como preventiva. Las personas mayores que desarrollan una actividad física adecuada tienen menos cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, diabetes tipo 2, hipertensión, depresión, osteoporosis. Y además tienen una mejor salud funcional, menor riesgo de caídas y fracturas, conservan mejor las funciones cognitivas y tienen menos posibilidad de ver limitadas sus capacidades físicas.

De ahí que los médicos realicen siempre las siguientes recomendaciones en relación a la actividad física de las personas mayores:
  

  • El ejercicio físico moderado debe ocupar al menos 3 horas semanales (30 minutos al día, con uno de descanso), o la mitad si se trata de ejercicios aeróbicos intensos.
  • Los beneficios para la salud aumentarán en la medida en que se dedique más tiempo a la actividad física.
  • Si la persona mayor tiene algún tipo de limitación física (movilidad reducida), el ejercicio físico debe enfocarse en la mejora de su equilibrio, con el fin de prevenir posibles caídas. Deberá practicarlo al menos tres días a la semana.
  • La fisioterapia es una solución adecuada para aquellas personas que por su estado de salud no pueden desarrollar una actividad física.  
ejercicio físico personas mayores

Cada persona debe adecuar la actividad física a su capacidad para realizarla, pero es importante que en ella se incluyan los diferentes tipos de ejercicio que hay:

Existen cuatro tipos principales de ejercicios y las personas mayores necesitan un poco de cada uno:
  

  • Actividades aeróbicas o de resistencia: caminar, nadar, bailar o andar en bicicleta. Mejoran la salud cardiovascular, aumentan la resistencia física y fortalecen los huesos.
  • Ejercicios de fortalecimiento: evitan la pérdida de masa muscular propia de la edad. Se puede configurar una tabla de ejercicios que contemple todos los grupos musculares.
  • Ejercicios de elongación: son los ejercicios de calentamiento que se deben realizar antes y después de iniciar cualquier actividad física de intensidad moderada o intensa. Permiten evitar lesiones y aumentar la flexibilidad.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.