Tipos de conjuntivitis

La conjuntivitis es una inflamación de la conjuntiva, mucosa que cubre la parte anterior del ojo y el interior del párpado. Sus causas pueden ser alérgicas, infecciosas (bacterias o virus) y traumáticas (rascado, golpe o presencia de cuerpo extraño).

Existen tres tipos de conjuntivitis: la conjuntivitis alérgica, la conjuntivitis bacteriana y la conjuntivitis vírica.
Conjuntivitis alérgica: La conjuntivitis alérgica es fácilmente diagnosticable y previsible ya que las personas que las sufren conocen los motivos de su alergia. Este proceso va acompañado de picor en los ojos muy molesto, principalmente durante la primavera.
Conjuntivitis bacteriana: La conjuntivitis bacteriana es la patología más frecuente de los ojos. Empieza en uno de ellos y rápidamente se extiende al otro. Tiene como signo predominante el color rojo del ojo, así como una secreción mucosa en el sector inferior del mismo. Este tipo de conjuntivitis se trata con colirios antibióticos y con la higiene lo más estricta posible mientras exista riesgo de contagio.
Conjuntivitis vírica (“Ojo Rosa”): La conjuntivitis vírica o viral, es la más peligrosa. Aparece por epidemias, generalmente en los meses cálidos y es muy contagiosa. Las conjuntivitis virales dependiendo de la cepa de virus pueden presentar sintomatología asociada como malestar general, dolor de garganta, febrícula y cefalea. La mayoría de las veces comienza en un ojo para posteriormente pasarse al otro días después. El periodo de contagio oscila entre 7-14 días y comienza cuando la persona aun no tiene conjuntivitis, de ahí que resulte tan difícil su prevención. La vía habitual de contagio es por contacto persona a persona, o por instrumentos oftálmicos contaminados o en piscinas con aguas poco cloradas.

Tratamiento de la conjuntivitis

El tratamiento de la Conjuntivitis Vírica se basa en dos pilares fundamentales:
• El principal tratamiento es la prevención de la transmisión:
- Frecuentes lavados de manos.
- Evitar el contacto mano-ojo.
- Evitar el contacto interpersonal y llevar una higiene lo más estricta posible
•  Una vez instaurada acudir de inmediato al Oftalmólogo para valorar tratamiento específico y evitar/controlar las posibles complicaciones.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.
En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.
La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.
La información intercambiada en este servicio es confidencial, sin embargo su contenido podrá ser publicado omitiendo toda referencia a datos personales.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.