El asma: síntomas y tratamiento

El asma causa períodos repetidos de sibilancias (que son como silbidos al respirar), opresión en el pecho, dificultad para respirar y tos. Con frecuencia la tos se presenta por la noche o en las primeras horas de la mañana. La mayoría de personas afectadas por asma que cumplen el tratamiento adecuado, pueden llevar una vida normal, pero si abandonan el tratamiento, el asma puede causar daños permanentes en las vías respiratorias. En muy raras ocasiones un ataque de asma grave puede ser fatal.

Sobre el asma

El asma es una enfermedad frecuente que afecta alrededor de cuatro millones de personas en España de los cuales 500.000 son niños. Suele empezar en la infancia en el 80% de los casos, pero puede debutar por primera vez a cualquier edad. Si usted tiene asma, sus vías respiratorias se irritarán e inflamarán. Como resultado:

  • Se estrechan.
  • Producen más mocos.

Esto hace más difícil el flujo del aire en sus pulmones.

Síntomas del asma

Los síntomas del asma pueden ser leves, moderados o graves y entre ellos se incluyen:

  • Tos.
  • Jadeos.
  • Dificultad para respirar.
  • Sensación de opresión en el pecho.

Estos síntomas tienden a ser variables y pueden detenerse y volver a comenzar. A menudo pueden empeorar por la noche.

Las causas del asma

La causa del asma no está siempre clara. Sin embargo, hay a menudo factores que pueden desencadenar la sintomatología. Entre las reacciones mas habituales se incluyen:

  • Infección respiratoria- como un catarro o gripe.
  • Irritaciones provocadas por polvo, cigarrillos y diversos humos o vapores.
  • Oroductos químicos (y otras sustancias) encontradas en los puestos de trabajo- es el llamado asma profesional.
  • Alergias al polen, medicinas, animales, ácaros del polvo de la casa o ciertos productos de alimentación, especialmente conservantes y colorantes.
  • El ejercicio, sobre todo en ambientes fríos o secos.
  • Emociones- las risas o gritos muy fuertes pueden provocar síntomas, al acentuar el estrés .
  • Medicinas- ciertas medicinas pueden provocar asma.

En niños el asma es más común en chicos que en las chicas, pero en adultos, las mujeres son más propensas a tener asma. El asma frecuentemente se presenta en las familias. Si usted fuma durante el embarazo, su bebé tendrá mayor probabilidad de padecer asma. Si tiene niños y fuma, sus hijos tienen una mayor probabilidad de padecerlo. Los Bebés prematuros o con bajo peso al nacer tienen también una mayor probabilidad de desarrollar asma.

Diagnóstico del asma

Su médico le preguntará sobre sus síntomas y le explorará. Probablemente también le preguntará sobre su historia médica. y le hará preguntas acerca de algunos factores que puedan haber originado sus síntomas. Su médico puede hacerle una o varias de las siguientes pruebas para confirmar el diagnóstico.

  • La medida de flujo espiratorio máximo - esta prueba mide la velocidad a la que el aire es expulsado de sus pulmones.
  • Espirometría- esta prueba también mide la velocidad del flujo del aire así como cuanto aire fluye; esta prueba proporciona información detallada del flujo máximo y permite a mostrar el funcionamiento de sus pulmones.
  • Radiografía de tórax – su objetivo primordial es descartar cualquier otra enfermedad pulmonar.
  • La pruebas cutáneas de alergia- con las que se averiguará si usted es alérgico a ciertas sustancias.

En niños menores de cinco años, el diagnóstico puede ser hecho solamente viendo si ellos responden a tratamientos de asma.

Tratamiento del asma

No existe tratamiento curativo del asma. Sin embargo, los tratamientos disponibles son útiles para ayudar a controlar los síntomas. Su plan terapéutico deberá ser individualizado, combinando medicamentos y controlando su asma de la mejor manera con medidas de prevención e higiene..

Inhaladores

Los inhaladores contienen polvo o gas que propulsa la dosis correcta del medicamento antiasmatico cuando usted lo inhala. El medicamento es inhalada dentro de sus vías respiratorias. Usted tendrá que usar su inhalador correctamente para que funcione correctamente, por tanto pida consejo a su médico de confianza. Hay dos tipo básicos de inhaladores en medicina usados para tratar el asma:

  • Aliviadores o de rescate - para tratar los síntomas de forma aguda.
  • Preventivos- para ayudar a prevenir sus síntomas.

Usted debería usar calmantes cuando sus síntomas de asma ocurren. Estos pueden ser cortos o de acción lenta. Los calmantes cortos que actúan (conocidos como broncodilatadores) contienen medicinas como salbutamol (ejemplo Ventolín) y terbutalina (ejemplo Bricanil) que trabajan para ensanchar sus vías respiratorias y rápidamente alivian sus síntomas.

Si le dan un preventivo, usted debería usarlo cada día- incluso si usted no tiene síntomas. Los preventivos por lo general contienen una medicina de esteroide, como beclometasone (ejemplo Qvar) o fluticasone (ejemplo Flixotide) que trabajan para reducir la inflamación de sus vías respiratorias. Esto puede subir hasta 14 días, para medicinas de prevención, para funcionar, pero una vez que ellos hacen efecto, no necesitará usar su inhalador de calmante en absoluto.

Un calmante de acción lenta puede ser añadido a su tratamiento si sus síntomas no son controlados con esteroide regular (el preventivo) y el empleo ocasional de un calmante corto que actúa. Los calmantes de acción lenta contienen medicinas como salmeterol (ejemplo Severent) o formoterol (ejemplo Oxis). A menudo estas medicaciones son combinadas con inhaladores de esteroides como symbicort (Ejemplo Seretide).

Espaciadores

Si usted usa un inhalador de gas propulsado, también pueden usar un espaciador. Los espaciadores son los dispositivos que pueden ayudarle a usar su inhalador correctamente y son particularmente útiles en niños- niños pequeños de tres años, pueden aprender a usar un inhalador con un espaciadoror, mientras que para bebés y niños muy pequeños una máscarilla puede ser más adecuada y práctica. Un espaciador es un tubo largo que se sujeta en el inhalador. Usted aspira de una boquilla que va hasta el final del tubo.

Es fácil de usar porque permita activar el inhalador y luego inhalar en dos fases separadas. La utilización de un espaciador también reduce el riesgo de tener dolor de garganta por usar un inhalador de esteroide. Cuando es usado correctamente pueden ser tan eficaces como nebulizadores en el tratamiento de un ataque de asma agudo.

Nebulizadores

Los nebulizadores hacen una niebla del agua y la medicina para el asma que usted aspira. Estos pueden ayudar a entregar más de la medicina exactamente a donde sea necesario. Esto es en particular importante, si usted tiene un ataque de asma severo y usted requiere un tratamiento de asma urgente en el hospital o en casa. Sin embargo, si usted usa un separador con sus medicinas para el asma, puede ser tan eficaz como un nebulizador, en el tratamiento de la mayor parte de ataques de asma. Si su hijo tiene asma, pida consejo a su médico de cabecera de si un nebulizador puede ser o no conveniente.

Otras medicinas

Si usted tiene síntomas de asma severo, su médico de cabecera puede recetarle un tipo de pastillas de esteroides como prednisolona y en much9s casos le podrá remitir al neumólogo. Existen otros tratamientos disponibles para el asma, como pastillas e inhaladores si los tratamientos estándares no son convenientes para usted. Estos incluyen montelukast ( Singular) o zafirlukast (Accolate).

¿Qué hacer en caso de tener un ataque de asma?

Si usted tiene un ataque de asma debería seguir los siguientes pasos:

  • Tome su tratamiento broncodilatador inmediatamente, preferentemente con un espaciador.
  • Siéntese (no se acueste) y trate de relajarse.
  • Espere de cinco a diez minutos- si no hay ninguna mejoría, repita uan inspiración de su tratamiento broncodilatador, cada minuto durante cinco minutos hasta que sus síntomas desaparezcan
  • Si sus síntomas no desaparecen, debería llamar a su médico de cabecera o a una ambulancia, pero sigua tomando su broncodilatador, preferentemente con un espaciador, cada pocos minutos, hasta que llegue la ayuda solicitada.
  • Si usted va al hospital, lleve sus tratamientos de asma con usted.

Asegúrese que ve a su médico de cabecera, tanto él o ella puede revisar su tratamiento.

Vivir con asma

Las medicinas son solo parte de su tratamiento para el asma. Usted también tendrá que ocuparse de las cosas que le causan mal. Guarde un diario para registrar algo que provoque su asma- esto `puede ayudarle a descubrir un modelo. La utilización de un caudalímetro máximo para supervisar su función pulmonar también puede ayudar. Si usted tiene repentinamente situaciones de baja en una cierta situación (por ejemplo al final de un día de trabajo, después del ejercicio o después del contacto con un animal) esto puede indicar la irritación. Dejar de fumar está bien para su salud y mejorará sus síntomas de asma. Con la buena dirección y el tratamiento apropiado, la mayoría de la gente con asma lleva vidas totalmente normales.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.