¿Qué es un quiste de Baker?

El quiste de Baker se forma en la parte posterior de la rodilla tras producirse la hinchazón de la misma a causa de un aumento del líquido sinovial que lubrica esa articulación a consecuencia de una rotura de menisco, artritis reumatoidea, artritis en los adultos u otros problemas o lesiones que se produzcan en la rodilla.

quiste baker

El quiste de Baker generalmente no produce ningún síntoma, salvo la aparición de un bulto que parece lleno de líquido que puede resultar molesto y en ocasiones producir dolor. No obstante, en ocasiones puede romperse y causar dolor e inflamación y aparecer un hematoma que se extiende desde la parte posterior de la rodilla hacia la pantorrilla. Si es muy grande, puede limitar el movimiento de la rodilla. En algunos casos también puede producir signos parecidos a los de una rotura de menisco.

Tratamiento del quiste de Baker


En general el quiste de Baker no necesita tratamiento, especialmente si no causa dolor u otros síntomas. Lo que sí hay que hacer es tratar su causa, sea rotura de menisco, artritis u otras.  En ocasiones se puede plantear la posibilidad de drenarlo extrayendo el líquido o, si adquiere un tamaño excesivamente grande y/o cursa con síntomas apreciables, requerir cirugía. 

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.
En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.
La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.
La información intercambiada en este servicio es confidencial, sin embargo su contenido podrá ser publicado omitiendo toda referencia a datos personales.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.