Cómo eliminar los piojos

piojos


No revisten ningún peligro para la salud, pues no causan ninguna enfermedad, pero se contagian con mucha facilidad y pueden ser bastante molestos. Las picaduras causan picor y una ligera inflamación de la zona, que incitan a los niños a rascarse. El rascado, a su vez, ocasiona la irritación de la piel y puede causar heridas, que siempre son susceptibles de infectarse.
Pese a su diminuto tamaño los piojos se ven con facilidad, tanto si se trata de liendres, que son los huevos del parásito y se ven como pequeños puntos de color amarillo o marrón, como de piojos inmaduros (ninfas) o adultos, que son de color grisáceo.


piojos y liendres
Síntomas de los piojos
El prurito que ocasiona la picadura del piojo para alimentarse es una reacción alérgica a su saliva. Sin embargo en ocasiones pueden pasar semanas antes de que el niño lo perciba. En este caso, sin embargo, puede sentir un le cosquilleo o tener la sensación de que algo se está moviendo entre su pelo.
Otro de los síntomas es el enrojecimiento de la piel bajo el pelo que en algunos casos, si el niño se rasca intensamente, puede transformarse en erupciones más o menos extensas que favorecen las infecciones bacterianas.
Si se tienen noticias de que en el colegio de los niños en la zona donde se vive hay casos de piojos, lo más fácil es comprobar directamente si hay piojos en el pelo de su hijo. Con la ayuda de una buena luz, una lupa y un peine fino hay que buscar preferentemente las liendres y los restos de la cáscara de los huevos que han eclosionado. Los piojos son menos fáciles de ver, pues no suele haber mucha cantidad y además se mueven.
Contagio de los piojos
A pesar de que no vuelan, los piojos son muy contagiosos, especialmente por el contacto de cabeza con cabeza, aunque también se propagan al compartir peine o cepillo o a través de la ropa, se de vestir o de cama, y otros objetos de uso personal. Si es importante saber que los animales no pueden ser infestados por piojos y, por tanto, tampoco transmitirlos a los humanos.
Tratamiento de los piojos
En la actualidad existen muchos productos -champús, lociones y cremas- específicos para combatir los piojos. No obstante, hay que tener en cuenta que son productos de acción insecticida y que deben utilizarse siguiendo escrupulosamente las indicaciones del prospecto para que sean eficaces. Si aun así los piojos resisten al tratamiento cabe la posibilidad de recurrir a tratamientos por vía oral.
Al finalizar el tratamiento será necesario eliminar las liendres restantes con un peine de púa fina y mantener durante algún tiempo el uso del champú o la loción antiparasitaria. En niños menores de dos años, no se deberían utilizar este tipo de productos y lo más conveniente es eliminar a mano las liendres y los piojos, peinándoles con el pelo mojado y peinándolo con un pine de púas finas. Habrá que repetir la operación, con intervalos de dos o tres días, al menos durante dos semanas después de haber visto el último piojo.
El tratamiento, por otra parte, siempre debe incluir medidas preventivas para impedir que los piojos vuelvan a aparecer:
  • Lavar toda la ropa y sábanas que haya utilizado mientras el niños tenía piojos con agua muy caliente (50-60 grados centígrados).
  • La ropa que no se pueda lavar en agua caliente, los peluches y los juguetes de tela deberán lavarse en seco o guardarlos en bolsas herméticamente cerrada durante unas tres semanas.
  • Pasar de forma concienzuda el aspirador a los colchones, almohadas, alfombras, muebles entelados y a la tapicería del coche.
  • Tirar a la basura los peines, cepillos, diademas, gomas y cintas para el pelo.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.