Litiasis renal

   
La litiasis renal es una enfermedad que se caracteriza por la formación de cálculos en un riñón o en el uréter, constituidos con mayor frecuencia por cristales de calcio, especialmente cuando se trata de hombres de entre 20 y 30 años, aunque pueden estar formador por otros materiales. Es un problema que afecta al 15% de la población y es más habitual en los hombres que en las mujeres, en una proporción de cuatro a tres, y en la franja de edad comprendida entre los 30 y los 60 años.

Se considera que es una enfermedad crónica, ya que según los estudios que se han realizado en este sentido, el 60% de los pacientes que han tenido un episodio de litiasis renal tendrán otro en un plazo máximo de diez años, el 35% antes de los cinco años y el 15% antes de cumplirse el primer año.

Causas de la litiasis renal

Las causas de la formación de los cálculos renales varían en función de los materiales de los que éstos están constituidos:
   

  • Calcio: un aumento de la presencia en la sangre de calcio y oxalatos suele ser indicativo de que los cálculos están formados por esta sustancia. De hecho lo habitual es que se formen a partir de los oxalatos, aunque pueden hacerlo por combinaciones de fosfatos y carbonatos. Una dieta rica en alimentos con oxalatos, la toma de algunos medicamentos y algunas enfermedades del intestino delgado favorecen la formación de este tipo de cálculos.
  • Cistina: suelen formarse en personas con cistinuria,  una enfermedad hereditaria.
  • Ácido úrico: se dan con mayor frecuencia en los hombres que en las mujeres y pueden estar inducido por enfermedades como la gota o por tratamientos como la quimioterapia.
  • Estruvita: se producen de manera habitual en mujeres que padecen algún tipo de infección urinaria.
      

Litiasis renal

Los expertos parecen coincidir en el hecho de que, al menos en algunos casos, la litiasis renal tiene un componente hereditario, hasta el punto de que pueden incluso producirse en niños prematuros.

Por otra parte hay que tener en cuenta otros factores de riesgo, como es el caso de la alimentación, no ingerir suficientes líquidos (una mala hidratación), producir menos de un litro de orina al día, el calor excesivo y el sedentarismo.

Síntomas de la litiasis renal

El principal síntoma de la litiasis renal es el dolor, que puede localizarse en la zona lumbar (lateral) o abdominal e irradiarse hacia la ingle o los testículos en el caso de los hombres. Sin embargo, se pueden presentar otros síntomas:
  

  • Hematuria (sangre en la orina).
  • Color anormal de la orina.
  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Náuseas y vómitos.
      

A veces estos síntomas no se aprecian hasta que el cálculo está descendiendo por el uréter, lo que en ocasiones implica una dificultad para vaciar la vejiga.

Tratamiento de la litiasis renal

El tratamiento de la litiasis renal dependerá de la intensidad de los síntomas y del tamaño de los cálculos. Cuando se trata de arenilla o de cálculos muy pequeños, lo normal es que se eliminen por sí solos a través de la orina, para lo que se recomienda tomar mucho líquido y así aumentar la cantidad de orina que se genera.

Para el dolor se puede recurrir a los analgésicos de venta libre o si éste es muy fuerte a otros que debe prescribir el médico.

En ocasiones se recurre a determinados medicamentos para tratar de diluir los cálculos: diuréticos, alopurinol, soluciones de fosfato y bicarbonato o citrato de sodio.

Asimismo, se puede recurrir a la litotricia, una técnica en la que se utilizan ondas de choque para romper los cálculos (de tamaño inferior a 1,3 milímetros), de modo que los fragmentos puedan pasar por el uréter. Si son más grandes cabe utilizar diferentes técnicas quirúrgicas, como la endoscopia o la ureteroscopia, dependiendo de cuál sea su ubicación. En pocas ocasiones es necesaria la cirugía abierta.

 

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.