Tratamiento de la calvicie masculina

La calvicie masculina se diagnostica básicamente mediante la observación de la distribución y la calidad del cabello. Se inicia con la aparición de entradas laterales que dan al pelo una forma de M cuando se observa frontalmente. Posteriormente el cabello cae de la parte superior de la cabeza hasta adquirir la forma habitual de herradura, en torno al perímetro craneal.

La calvicie masculina puede estar condicionada por factores genéticos y aspectos relacionados con las hormonas masculinas (testosterona), pero también puede deberse a otras causas, como problemas nutricionales, estrés emocional, determinadas enfermedades, etc.

Algunos hombres se acostumbran rápidamente al aspecto físico que les confiere la calvicie, pero para otros puede suponer una situación que merma su autoestima y que debe ser resuelta. En ocasiones se recurre a un cambio de estilo en el peinado con el objetivo de tapar las zonas que carecen de pelo, pero que a la larga acaban por resultar antiestéticas y difíciles de mantener. El uso de pelucas, bisoñés o extensiones es otro recurso posible para ocultar la calvicie.        

calvicie masculina  

Fármacos para el tratamiento de la calvicie masculina

En la actualidad existen dos tratamientos farmacológicos que han ofrecido algún tipo de resultado, más que en la recuperación de la calvicie masculina, en frenar la caída del cabello:
  

  • Minoxidil: en muchos casos permite retrasar la caída del cabello y en unos pocos se recupera algo de pelo. Sin embargo, tienen el gran inconveniente de que si se deja de utilizar se reinicia la caída del cabello.
  • Finasterida: se trata de comprimidos que contienen una dosis muy reducida de un medicamento que se utiliza en el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata y que actúa sobre los receptores de la testosterona, reduciendo su producción. Resulta algo más eficaz que el minoxidil, pero también se vuelve a caer el pelo si se deja de utilizar.

Microinjertos capilar

Aunque en las pasadas décadas el trasplante de pelo fue una técnica muy criticada por sus resultados antiestéticos, lo cierto es que el desarrollo tecnológico en este campo ha permitido que en la actualidad el microinjerto capilar sea una técnica no sólo eficaz para el tratamiento de la calvicie masculina, sino que también ofrece unos excelentes resultados desde una perspectiva estética.

El procedimiento consiste en trasplantar el pelo y el folículo de la zona donde el cabello crece con normalidad por estar genéticamente programado para no caerse (la parte posterior de la cabeza y los laterales) a las zonas donde no hay pelo. La inserción de los cabellos (has 4.000 unidades en cada sesión) se realiza bajo anestesia local y manteniendo la inclinación y dirección necesaria para obtener una apariencia natural. El 95% de los folículos trasplantados sobreviven una vez trasplantados y el pelo crece con de manera normal y definitiva, manteniendo las características de resistencia y calidad que tenía en la zona de donde fue extraído.
   
Existen dos técnicas de microinjerto capilar:
  

  • FUE: se utiliza fundamentalmente en casos que requieren trasplantar poca cantidad de pelo, ya que la extracción de los folículos se realiza de forma individualizada.
  • STRIP: se extrae una tira de piel para obtener lo folículos de la que se obtienen los folículos que se implantan en la zona preestablecida. Es necesario suturar la zona de la que se obtiene la tira de piel, pero la cicatriza apenas resulta perceptible y permanece oculta por el pelo. Esta técnica acorta el tiempo de intervención y permite la obtención de más folículos. Se pueden realizar varias sesiones para proporcionar una apariencia cada vez más tupida a la zona donde la calvicie es más incipiente, hasta obtener la densidad necesaria.
      

El microinjerto de pelo constituye en la actualidad una solución definitiva para la calvicie masculina.

  
   
      

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO 

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.
En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.
La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.
La información intercambiada en este servicio es confidencial, sin embargo su contenido podrá ser publicado omitiendo toda referencia a datos personales.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.