Tipos de láser para depilación definitiva

En el caso de la denominada depilación definitiva, el láser actúa directamente sobre la melanina, que es la responsable del color del pelo y la piel. La zona que se desea depilar debe ser rasurada antes de la aplicación del láser, con el fin de que la luz emitida por éste incida directamente sobre el bulbo piloso y lo queme. Pero cuanto mayor es la concentración de la melanina, más oscuro es el pelo. De ahí que este tipo de técnica no sea útil cuando se trata de canas o pelos muy claros, ya que la melanina está ausente o es muy escasa.

Asimismo, la coloración de la piel y el grosor de la epidermis son factores muy a tener en cuenta ya que las pieles oscuras o bronceadas tienen una elevada concentración de melanina y pueden resultar dañadas.

Por todo ello, cada tipo de pelo y de piel requiere el uso de un tipo de láser adecuado a sus características y debe ser utilizado por un profesional especializado y adecuadamente formado para evitar complicaciones como, por ejemplo, quemaduras en la piel.

láser

  • Láser Rubí: con una longitud de onda de 695 nanómetros, fue el primero en ser utilizado para la depilación, aunque ya prácticamente no se utiliza, dada su baja eficacia.
  • Láser Diodo: es probablemente el más utilizado en la actualidad, ya que permite actuar sobre pieles de fototipo I a VI y bronceadas, con vello oscuro. Su longitud de onda es de 810 nanómetros.
  • Láser Soprano: es el último que se ha introducido en el mercado de la depilación definitiva. Emite luz con una longitud de onda de 800 nanómetros y es similar al diodo, pudiendo también utilizarse en pieles bronceadas con total seguridad y es eficaz cuando el vello es más fino. Su principal ventaja es que el procedimiento resulta prácticamente indoloro por lo que en una única sesión se puede eliminar el vello de una mayor extensión de piel.    
      
tipos de láser depilación definitiva

    
  

  • Láser Lightsheer: también similar al diodo, pero emite un pulso de luz progresivo y discontinuo, lo que reduce el riesgo de quemaduras de forma significativa. Es apto para pieles muy bronceadas.
  • Láser Alejandrita: tiene una longitud de onda de 755 nanómetros y se utiliza para pieles de fototipo I a IV (muy claras) y un vello oscuro y grueso.
  • Láser Neodimio-Yag: su longitud de onda es de 1064 nanómetros. Aunque se puede utilizar en todo tipo de piel, su eficacia es menor que en los casos anteriores.
  • Láser Xenon-Krypton-Argon o IPL (luz pulsada intensa): en este caso la luz emitida es policromática, por lo que tiene diferentes longitudes de ondas. Permite abarcar una mayor superficie de piel, pero se necesitan más sesiones para eliminar la totalidad del pelo y solo puede utilizarse sobre pieles claras.
      

La elección de uno u otro tipo de láser requiere un estudio previo de la piel y el pelo para determinar cuál es el más adecuado en cada caso para obtener una depilación definitiva en el menor número de sesiones posible, con la máxima eficacia y la mayor seguridad.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.