Diferentes técnicas para realizar implantes de pelo

El implante o trasplante de pelo es el único medio por el que se puede revertir la calvicie masculina en mayor o menor medida, dependiendo de la extensión del cuero cabelludo carente de pelo. No obstante, hay que decir que señalar que también es un recurso útil para repoblar cejas, pestañas, barba, etc.

Básicamente el implante de pelo consiste en obtener folículos pilosos de zonas en las que el cabello no se cae para implantarlos en aquellas otras en las que se ha caído (nuca y/o laterales de la cabeza), con la particularidad de que el pelo trasplantado conservará todas sus características de fuerza y grosor y nunca se perderá.

implante de pelo

  • Extracción de unidades foliculares (FUE): se extraen, una a una, las unidades foliculares sin necesidad de cortes y se implantan en la zona que se desea repoblar. No deja cicatrices, es mínimamente molesta y no necesita anestesia, salvo una ligera sedación. Se hace de tal manera que las zonas de las que se extraído el pelo trasplantado mantienen su apariencia en cuanto a densidad capilar se refiere. Dependiendo de la extensión de la zona que se desea repoblar, pueden ser necesarias varias sesiones, en cada una de las cuales se trasplantas en torno a los 4.000 folículos pilosos.
      
    Esta técnica se utiliza cuando la pérdida del cabello es limitada, afectando a pequeñas zonas, o para aumentar la densidad capilar en aquellas zonas en las que hay un evidente aclaramiento del pelo.
técnicas de implante de pelo

    
  

  • Extracción de unidades foliculares con tira (FUT o FUSS): es una técnica más agresiva, ya que se corta de la nuca una tira de cuero cabelludo de una extensión aproximada de 20 centímetros de largo y 1 de ancho. Luego ésta se corta en pequeños trozos y se implantan los folículos pilosos en grupos en la zona que se va a repoblar. En cada sesión se implantan entre 1.500 o 3.000 folículos. Obviamente, esta técnica deja una amplia cicatriz (se necesitan unos 14 días antes de quitar los puntos), la recuperación es algo dolorosa y se requiere anestesia local para su realización.
      
    Es la técnica de elección para casos de alopecia que afecta a grandes extensiones del cuero cabelludo. En ocasiones, esta técnica se complementa con alguna sesión de FUE, con el fin de obtener folículos de los laterales del cuero cabelludo.
       

No hay una técnica mejor que otra, salvo por los inconvenientes que conlleva la FUSS (cicatriz y dolor). Pero cada una tiene sus indicaciones en función del problema que se desea resolver. En ambos casos, el resultado final del implante de pelo puede resultar muy impactante, especialmente a medio plazo, ya que inicialmente el cabello trasplantado se a cae para luego crecer con fuerza.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contenidos relacionados

Podemos ayudarte

Dinos qué servicio te interesa y contactaremos contigo:

El envío del formulario supone la aceptación de la política de privacidad de Sanitas.