Eliminar tatuajes: las dudas más frecuentes

Antes, la piel tatuada se eliminaba mediante un láser o dermoabrasión y quedaba una cicatriz del tamaño del tatuaje, hoy en día los avances permiten utilizar técnicas menos invasivas que se dirigen directamente sobre el pigmento del dibujo, eliminándolo poco a poco.

¿Cómo se realiza la eliminación?

Este método de eliminación se realiza con láser. Se emite un haz de luz que se dirige directamente a las partículas de tinta, las fragmenta en otras de tamaño inferior y se eliminan a través del sistema linfático. El daño sobre la piel es mínimo, de hecho, en pocas semanas desaparecerá la cicatriz.

El tratamiento es molesto, más que doloroso, por este motivo se aplica una crema anestésica una hora antes de comenzar el procedimiento. Aunque, durante el proceso es habitual que se aplique frío sobre la piel para minimizar las molestias.

¿Cuántas sesiones se necesitan para eliminar el tatuaje?

Los factores que influyen a la hora de eliminar el tatuaje son:

  • Localización: hay zonas de la piel que son más finas como el cuello, el escote o las muñecas, pero hay otras que tienen una piel mas gruesa y el pigmento del tatuaje penetra más profundamente, como piernas, brazos o espalda.
  • Color: hay pigmentos que son más difíciles de eliminar como el amarillo, azul claro, blanco o verde, y otros que se eliminan con más facilidad como el negro y el azul oscuro.
  • Tipo de tatuaje: los tatuajes realizados por aficionados suelen quedarse en las capas más superficiales de la piel por lo que su eliminación es más rápida.
  • Tamaño: es evidente que no se tardarán las mismas sesiones en eliminar un tatuaje pequeño que uno que puede ocupar toda la extensión del brazo, por ejemplo.
  • Color de la piel: las pieles claras suelen responder mejor a los efectos del láser y necesitan menos sesiones.

eliminación de tatuaje con láser dudas

En general, lo mínimo necesario para eliminar un tatuaje es de 5 sesiones pudiendo añadirse más sesiones en función de los factores que rodean el tatuaje. Entre sesiones hay que dejar pasar unas 4 a 6 semanas. Durante este tiempo el organismo absorbe las partículas de tinta y las elimina a través del sistema linfático.

¿Qué medidas hay que tomar tras las sesiones?

Después de una sesión de láser, la zona tratada se podrá inflamar y enrojecer durante un tiempo. Es posible que se note que la zona desprende calor o incluso crea que tiene una quemadura. Lo mejor es aplicar compresas de frío para reducir las molestias y bajar la inflamación.

  • El médico le recomendará una crema antiséptica y antiinflamatoria que deberá aplicarse durante al menos una semana.
  • Se deberá evitar exponer la zona al sol, al menos durante 20 días.
  • Evitar cualquiera fuente de calor como calefacción, agua caliente, etc.
  • Se recomienda aplicar una crema regeneradora para favorecer la cicatrización.
  • No usar productos que puedan ser agresivos, es mejor los que tengan un pH neutro.
  • Y por supuesto, no rascar o frotar la zona para evitar inflamaciones.

Efectividad y visibilidad

Los resultados de las sesiones de láser se pueden comenzar a apreciar de forma inmediata, tras la primera sesión. Sin embargo, para poder observar el resultado definitivo se debe dejar pasara al menos 4 semanas desde la última sesión. Durante este periodo, el organismo elimina los pigmentos de tinta a través del sistema linfático.

Este sistema láser no deja cicatrices en la zona tratada, si se siguen las indicaciones del médico apenas se notará que hubo un tatuaje. Lo que si es posible es que haya una pequeña pérdida de pigmentación de la piel.

De hecho, se puede realizar un nuevo tatuaje en el mismo lugar en el que estaba el anterior, siempre y cuando se sigan las indicaciones del especialista y haya pasado un tiempo prudencial con el fin de que el proceso de cicatrización de la piel haya finalizado.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.