Alimentación antioxidante

El reino vegetal nos ofrece un aporte biológico sugestivo y un campo altamente subyugante a la investigación. El arco iris que forman hortalizas y frutas de colorido rojo, naranja, amarillo, verde, azul o violeta, es algo más que un bello regalo estético de la naturaleza.

Es el anuncio de "El mundo revitalizante de los pigmentos".

Como sucede en otros órdenes de la vida, los pigmentos de las plantas eran hasta hace poco tiempo, unas modestas sustancias vegetales que se utilizaban para poco más que teñir diversos tejidos.

Arco iris

Ahora se ha puesto de relieve sus muy estimables propiedades antienvejecimiento y antidegeneración metabólica, porque entre otras propiedades, evitan la oxidación de las células.

La fitoquímica (la química de las plantas) en general, ha pasado a un primer plano entre los nuevos componentes de la alimentación científica y moderna. Los fitoquímicos son compuestos bioquímicos naturales no nutrientes, biológicamente activos, que se encuentran en el reino vegetal. Y precisamente, un grupo importante de ellos constituye la familia de esos pigmentos.

Ese "exceso de libertad" de oxígeno, ataca y altera membranas celulares, con el consiguiente envejecimiento o degeneración de órganos y tejidos.

Se han identificado más de 8.000 pigmentos diferentes. Algunos fitoquímicos - terpenos, polifenoles, tioles, y otras sustancias con cuyo nombre no quiero aburriros - poseen efectos antioxidantes, es decir, bloqueadores de una excesiva superoxidación - causa de envejecimiento - debido a un exceso de oxígeno "atípico", oxígeno sobrante y modificado (radicales libres), el cual las células utilizan normalmente en cantidades adecuadas.

Ese "exceso de libertad" de oxígeno, ataca y altera membranas celulares, con el consiguiente envejecimiento o degeneración de órganos y tejidos.

El organismo está dotado de sistemas captadores de esos radicales libres; pero a veces son insuficientes para bloquear una producción excesiva, consecuencia del medio ambiente (humos tabaco, alcohol...).

Por ello ahora se promociona una alimentación antioxidante. Y los pigmentos antioxidantes naturales han irrumpido en el campo la biología celular.

El extenso rango de efectos atribuidos a los pigmentos, es el indicativo de un grupo químico funcional con relevantes acciones antioxidantes: efectos anti carcinogénicos, beneficios celulares en los procesos inflamatorios y en los sistemas de defensa ante diversas infecciones o enfermedades.

En todo caso es necesario ser suficientemente prudentes al hablar de los muy probables beneficios de algunos fitoquímicos.


Dr. Carlos R. Jiménez

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.