¿Son buenas las dietas proteicas?

Las dietas proteicas o hiperproteicas se caracterizan porque en ellas predominan los alimentos ricos en proteínas, como los lácteos fermentados, la carne, el pescado, embutidos e incluso complementos nutricionales con elevado contenido en proteínas. Se supone que las proteínas modulan el metabolismo de modo que el organismo necesita una mayor cantidad de energía para digerir los alimentos, causando una sensación rápida de saciedad y la consecuente disminución del apetito.

Además, si se eliminan los hidratos de carbono (pan, pasta, azúcares, patata, arroz u otros cereales), el organismo se ve obligado a recurrir a la grasa acumulada en el cuerpo para obtener la energía que se requiere para la digestión, lo que hace que se pierda peso. En estas dietas también se limita el consumo de verduras, hortalizas y fruta.

Las dietas proteicas cuyo objetivo es la pérdida rápida de peso, entre las que figuran algunas muy famosas como la de Atkins o la de Dukan, son motivo de continua controversia y en general son consideradas como dietas milagrosas por los expertos en nutrición y los endocrinólogos, ya que aunque efectivamente se puede adelgazar rápidamente, comportan importantes riesgos para la salud y una vez que se abandonan se recupera el peso que se ha perdido.

dietas proteicas para adelgazar

Riesgos de las dietas proteicas

Las consecuencias para el organismo de las dietas proteicas son múltiples y algunas de ellas graves. Al inicio aparecen habitualmente síntomas como náuseas, vómitos, pérdida del apetito, fatiga, estreñimiento, malestar general, etc. Sin embargo luego surgen otros que deben ser considerados como preocupantes:
   

  • Pérdida de masa muscular: la ausencia de hidratos de carbono origina  la puesta en marcha de una serie de mecanismos destinados a obtener energía secuestrando la glucosa presente en el tejido muscular.
  • Formación de cuerpos cetónicos (cetosis): el organismo debe recurrir  a las grasas acumuladas en el cuerpo para descomponerlas  y utilizarlas como fuente de energía. Además de todos los efectos ya mencionados, se ha demostrado que la cetosis produce acidosis metabólica y, como consecuencia, se pueden producir alteraciones del sistema nervioso y en la contractibilidad de las fibras del músculo cardiaco favoreciendo la aparición de arritmias. Se han descrito casos de muerte súbita y comas cetónicos por esta causa.
  • Alteraciones en la analítica de sangre: dado su elevado contenido en grasas, las dietas hiperproteicas  hacen que se incrementen los niveles de ácido úrico, colesterol y triglicéridos.
  • Sobreesfuerzo de riñones e hígado: los riñones deberán realizar un esfuerzo añadido para eliminar la proteína sobrante a través de los riñones, y el hígado para poder metabolizar los nutrientes, lo que puede incidir en el agravamiento de patologías ya existentes (insuficiencia renal) o en la aparición de otras.
  • Enfermedades carenciales: las alteraciones del metabolismo que ocasionan este tipo de dietas hace que no se puedan asimilar correctamente los nutrientes. Si a ello se suma el hecho de que apenas se ingieren frutas, verduras, legumbres y cereales, se pueden producir patologías debidas a estados carenciales de determinados nutrientes.
      

Por todo ello las dietas proteicas sólo son recomendables para realizarlas durante unos pocos días y, en cualquier caso, siempre bajo supervisión médica.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contenidos relacionados

Podemos ayudarte

Dinos qué servicio te interesa y contactaremos contigo:

El envío del formulario supone la aceptación de la política de privacidad de Sanitas.