Caminar 90 minutos diariamente ayuda a controlar la diabetes.

Andar alrededor de 10.000 pasos al día, lo que equivale a unos 90 minutos, ayuda a controlar la diabetes tipo 2 por dos razones: por un lado, el músculo consume glucosa al andar; y por otro, aumenta la sensibilidad a la insulina por la pérdida de peso.

deporte y diabetes

En muchos sitios he leído que caminar ayuda a controlar la diabetes pero, ¿cuánto hay que caminar?

Como sabes, hay dos tipos de diabetes. La diabetes mellitus tipo 1, en la cuál el páncreas no produce insulina; y la diabetes mellitus tipo 2, que se asocia en el 90% de los casos a obesidad. En la diabetes tipo 2 el páncreas sí produce insulina, pero ésta no hace bien el efecto; decimos que hay una resistencia a la insulina. Después de explicarte esto, contesto a tu pregunta: para ayudar a controlar la diabetes hay que caminar 45 minutos al día.

¿Con esto es suficiente?

Podemos decir que andar 45 minutos a diario es lo mínimo para ayudar a controlar la diabetes. Pero si el diabético está obeso, quiere perder peso, y mantener esa pérdida de peso, debe de andar 90 minutos diarios, es decir, andar más de 10.000 pasos al día.

¿Está demostrado?

Lo demuestra un estudio publicado en Diabetes Care por el profesor Michael Trenell, de la universidad de Newcastle, en Reino Unido.

¿En qué consiste el estudio?

Se emparejó a 10 pacientes con diabetes tipo 2 y a otras 10 personas sin esta enfermedad pero de edad, peso y estatura similares y se les indicó que caminaran más de 10.000 pasos al día.

¿Qué resultados se obtuvieron?

Que las personas que andaban más de 10.000 pasos al día queman cerca de un 20% de la grasa y aumentan la habilidad de los músculos para almacenar azúcar. Cuando una persona está obesa y tiene diabetes mellitus tipo 2, andar más de 10.000 pasos al día, ayuda a controlar la diabetes por dos mecanismos: por un lado, el músculo consume glucosa al andar; y por otro, si pierde peso, mejora la sensibilidad a la insulina.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.