La obesidad en la persona mayor

    
Se considera obesidad cuando el perímetro de cintura es superior a 102 centímetros en hombres y 88 cm en mujeres. En España se calcula que el 35,5 % de los hombres y más del 40 % de las mujeres de más de 60 años tienen obesidad. Esto es debido al sedentarismo y al aumento de la disponibilidad de alimentos con alta carga calórica.

La obesidad no solo quiere decir que exista un peso elevado sino que habla de un índice de masa corporal mayor de 30 kg/m2. En personas mayores hay que prestar especial atención a la obesidad que se acumula en la zona abdominal ya que es la que favorece los riesgos cardiovasculares.

La obesidad en la persona mayor

Enfermedades asociadas

La obesidad favorece la aparición de diabetes, hipertensión arterial y la elevación del colesterol. También se relaciona con el síndrome de apnea del sueño, reflujo estomacal e insuficiencia venosa, entre otras complicaciones.
En personas mayores un sobrepeso elevado puede llevar a la inmovilidad. Con la edad, el tejido muscular se debilita y no tiene la fuerza necesaria si hay un exceso de peso corporal.

Qué medidas tomar

Para la prevención de la obesidad es necesario fomentar los hábitos de vida saludables entre las personas mayores:
  

  • Llevar una rutina diaria de ejercicios ligera y adaptada a sus capacidades. En personas inmóviles es aconsejable realizar entrenamientos de resistencia progresiva para mantener la movilidad de los músculos.
  • Seguir una dieta rica en verdura, fruta y cereales. Es fundamental reducir o evitar completamente las grasas saturadas y los azúcares refinados.
  • Consultar periódicamente con su médico para que realice un seguimiento de la evolución de la masa corporal y tome las medidas oportunas a seguir.
      

Evitar las complicaciones derivadas de la obesidad en personas mayores es importante para asegurar un envejecimiento de calidad. En caso de dudas consulta con un profesional sanitario para que pueda ofrecerte un tratamiento adecuado al caso en particular.

 

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.