La alimentación de los mayores en otoño

    
Con la llegada del otoño es importante realizar cambios en la dieta que preparen el organismo de las personas mayores para enfrentarse a la bajada de las temperaturas.

La alimentación de los más mayores debe cuidarse durante todo el año, pero es en otoño cuando estos cuidados cobran más importancia. Durante estos meses, el cuerpo necesita armarse de defensas para reforzar la salud y realizar con vitalidad la transición del calor al frío.

Para llevar este cambio de clima con salud, te ofrecemos una serie de pautas a la hora de desarrollar la dieta de las personas mayores:

  • Realiza al menos 5 comidas al día: opta por alimentos de los diferentes grupos de la pirámide alimenticia para proporcionarle todos los nutrientes que su cuerpo necesita. Asegúrate de que la cena esté compuesta por alimentos fáciles de digerir como sopas, pescados o verduras cocidas.
  • Asegura su hidratación: con la llegada del frío es normal que se reduzca la sensación de sed por lo que hay que asegurar que consume la cantidad de agua diaria recomendada. Puede conseguir este aporte a través de agua, zumos, infusiones o sopas que le ofrezcan además una fuente extra de energía.
      
La alimentación de los mayores en otoño

    

  • Añade alimentos antioxidantes: los antioxidantes son los perfectos aliados para luchar contra los efectos del envejecimiento. Los podrás encontrar en frutas como los arándanos y verduras como el tomate y la remolacha.
  • Aumenta el consumo de vitaminas: cítricos, verduras de hoja verde y pescados son alimentos clave para proporcionar al organismo las vitaminas necesarias para enfrentarse al día a día con fuerza y energía.
  • No olvides las legumbres: las legumbres proporcionan una fuente de hierro y proteína que aporta resistencia física contra las infecciones y reduce el cansancio y debilidad corporal. Además, su consumo ayuda al tránsito intestinal gracias a su alto contenido en fibra.
      

Como ves, la alimentación juega un papel fundamental en la salud y es por ello por lo que hay que ir adaptándola a lo largo del año y según las necesidades de la persona. No dudes en consultar con tu médico la dieta más adecuada al caso concreto de la persona mayor a tu cargo.


Bibliografía:
http://ceoma.org/wp-content/uploads/2014/06/56_11_CEOMA.pdf 
https://www.segg.es/pretema.asp?cod=120
http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/docs/documentos/noticias/2017/Informe_Legumbres_Nutricion_Salud.pdf (página 19)

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.