Incrustación onlay e inlay

 

Las incrustaciones dentales en general se utilizan para restaurar los molares que han sufrido una caries leve o moderada, o bien para tapar gritas o fracturas dentales siempre y cuando no sea necesario colocar una corona dental. Existen distintos tipos, pero en la actualidad las que más se utilizan son las denominadas incrustaciones inlay y onlay, que pueden ser de porcelana, resina compuesta y raramente de oro y ofrecen numerosas ventajas sobre las incrustaciones metálicas de amalgama.

Características de las incrustaciones inlay/onlay

  • Este tipo de incrustaciones ejercen un refuerzo del diente próximo al 75%.
  • Se fabrican con el mismo color del diente que se va a reparar, por lo que apenas son perceptibles desde el exterior.
  • Permiten preservar una estructura del diente mayor que en el caso de las incrustaciones metálicas, lo que en la mayoría de los casos evita un tratamiento posterior y la colocación de coronas, puentes o implantes.
  • Su duración es muy superior a la de otras incrustaciones convencionales y se aproxima a los 30 años.
  • Se utilizan frecuentemente para reemplazar las de amalgama metálica.
incrustación onlay, incrustación inlay

Incrustaciones inlay

El uso de las incrustaciones inlay se centra en la reparación de caries que afectan a los superficies superiores y emergentes del diente, además de para la sustitución de amalgamas por razones estéticas o porque hayan resultado dañados. Para su elaboración se realiza previamente una impresión del diente y se coloca una incrustación provisional para sellar la cavidad dental. 

A partir de la impresión se fabricará la incrustación inlay definitiva, asegurándose que ajuste perfectamente y que su color se a lo más parecido posible al del diente que se está reparando. En la consulta siguiente se retira la provisional y se coloca y ajusta la definitiva.

Incrustaciones onlay

Las incrustaciones onlay se utilizan en caries más extensas que aquellas que pueden cubrirse con las inlay, en las que las convencionales se caerían o en las que de otro modo sería necesario colocar una funda. La colocación de este tipo de incrustaciones no requiere el tallado del diente una vez realizada la preceptiva endodoncia, pues su fijación queda garantizada por los sistemas de adhesión de que actualmente se dispone. 

Además, los materiales con que se elaboran las incrustaciones onlay en ningún momento entran en contacto con los tejidos gingivales, por lo que se evitan molestias como las que generan las fundas dentales.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contenidos relacionados

¿Quieres información sobre nuestros seguros dentales? Te llamamos gratis

Lunes a viernes de 9 a 21h.

Consulta la información de privacidad.
Acepta para que te remitamos información sobre productos del Grupo Sanitas (inclusive vía electrónica).

Correcto, hemos recibido tu teléfono