Cuidados de la ortodoncia

 

La higiene dental es esencial en cualquier momento, pero lo es aun más cuando se lleva una ortodoncia, ya que es más fácil que se acumule el sarro y es necesario también cuidar adecuadamente el aparato. Los cuidados dependerán del tipo de aparato que se lleve:

Aparatos removibles

El cepillado de los dientes (tres veces al día) se realiza normalmente una vez extraído el aparato de la boca. Es muy importante mantener el aparato en una caja mientras no esté en la boca, con el fin de evitar golpes u otras acciones que puedan deformarlo. Además hay que limpiarlo a diario lavándolo con un cepillo y pasta de dientes. Si esto no se ha correctamente cabe la posibilidad de que se acumule sarro en el aparato y haga necesario sumergirlo en una dilución de agua y vinagre o con jabón antical. En tal caso, después habrá que cepillarlo y enjuagarlo muy bien para eliminar completamente la presencia de estos productos.

Aparatos fijos

El cuidado va más allá de una correcta limpieza de la boca, ya que hay que evitar introducir en la boca cualquier tipo de objeto o alimento que facilite que se despegue el aparato, que se puedan deformar los alambres. Esto incluye evitar determinados tipos de alimentos y cambiar la manera de comer otros:

  • No hay que comer frutos secos, chicle, caramelos, dulces y otros alimentos con unal contenido de azúcar.
  • Hay que eliminar las bebidas con gas y evitar el zumo de limón.
  • No comer a mordiscos, sino cortar los alimentos en pequeños trozos ante de llevárselos a la boca y luego masticarlos con los molares. Esto ha de hacerse también con los bocadillos, la fruta y las verduras.

En el caso de que se trate de una ortodoncia estética habrá que limitar y si es posible eliminar el consumo de café, te y otras sustancias que puedan colorar el aparato, como es el caso del tabaco.

Por otra parte, en el caso de los aparatos fijos la higiene bucal ha de ser muy cuidadosa, ya que sus características facilitan la retención de placa dental y de restos de alimentos entre los dientes:

  • Cepillar los dientes inmediatamente después de cada comida, incluyendo la legua y el paladar. Si no puede hacerse, conviene enjuagarse la boca repetidamente con agua.
  • Hay que detener especialmente en la zona en la que se unen los dientes a las encías.
  • Se recomienda limpiar un diente y el trozo de encía correspondiente y seguir este mismo sistema con todo ellos, prestando mucha atención a los espacios entre diente y diente.
  • El cepillado del bracket hay que hacerlo con suavidad: primero en la parte frontal y luego en la zona superior e inferior que está en contacto con los dientes.
  • Completar la limpieza con hilo dental ocupándose de las zonas más difíciles.
  • Utilizar pasta de dientes con flúor.
  • Cambiar de cepillo siempre que se compruebe que ha comenzado a deshilacharse.
  • Se pueden utilizar colutorios especiales para la ortodoncia.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.