La importancia de la ortodoncia

 

La ortodoncia no es una cuestión meramente estética dirigida a obtener una dentadura perfecta. Muy al contrario, es una de las claves fundamentales de una buena salud bucodental.

La ortodoncia es una especialidad que se ocupa de diagnosticar, corregir e incluso prevenir las anomalías (maloclusiones) en la forma, posición, relación y función de los dientes y los maxilares, la cara y los trastornos funcionales de la masticación. Entre tales anomalías figuran:

  • La mala alineación o apiñamiento de los dientes.
  • La posición adelanta o retrasada de las piezas dentales en relación a los maxilares.
  • Desplazamiento de uno de los dos maxilares, etc.
      

Pero lo más importante son las consecuencias que la realización de una ortodoncia tiene para la salud bucodental:

  • Evitar las caries y las enfermedades de las encías, ya que algunas de estas alteraciones pueden impedir una correcta limpieza dental.
  • Prevenir la pérdida precoz de piezas dentales.
  • Eliminar la tensión añadida que estas malformaciones pueden generar sobre los músculos de la masticación y que son susceptibles de causar problemas en la articulación temporomandibular y, como consecuencia, dolor de oído, cuello, mandíbula, cabeza o columna cervical y cintura escapular.
  • Corregir los problemas de estética facial derivados de una dentadura con problemas como los anteriormente señalados.
  • Desarrollar la función de la masticación de una forma eficaz y correcta.

En definitiva, la importancia de la ortodoncia es que permite que el paciente tenga una boca sana, una sonrisa agradable, una apariencia facial no condicionada por alteraciones dentales o maxilares y, finalmente, unos dientes que tienen mayores probabilidades de durar toda la vida si se cuidan correctamente.

La revisión periódica de la boca, preferiblemente a partir de los siete años, es la mejor manera de detectar todas esas alteraciones dentales y maxilares que la ortodoncia puede corregir, mediante aparatos fijos o removibles. No obstante, la ortodoncia se puede realizar a cualquier edad, pese a que cuanto antes se realice el diagnóstico de los problemas que deben corregirse, más fácil será hacerlo.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.