Los síntomas de la gripe

La mayoría de las personas contraen la gripe cuando inhalan gotitas provenientes de la tos o los estornudos de alguien que tiene gripe, o si toca algo que contenga el virus y luego se toca la boca, la nariz o los ojos.

A veces puede confundirse resfriado con gripe, ya que ambos comparten algunos síntomas. Puede ser habitual sufrtir un resfriado varias veces al año, pero por contra, la gripe la sufrimos con menor frecuencia, generalmente sólo se padece una vez cada varios años. 
Los príncipales síntomas de la gripe se sufren en la nariz, la garganta y los pulmones. Normalmente éstos comienzan de manera rápida y aparecen de uno a siete días después de entrar en contacto con el virus, y por lo general duran unos dos o tres días.

El primer síntoma es una fiebre entre 39º y 41º C. Señalar que un adulto normalmente tiene una fiebre más baja que un niño.

Otros síntomas comunes comprenden:
  

  • Dolores en el cuerpo.
  • Escalofríos.
  • Mareos.
  • Rubefacción de la cara.
  • Dolor de cabeza.
  • Decaimiento.
  • Náuseas y vómitos.
síntomas gripe


Entre el segundo y el cuarto día de la enfermedad, la fiebre y los dolores comienzan a desaparecer, pero se presentan nuevos síntomas, como:
  

  • Tos seca.
  • Aumento de los síntomas respiratorios.
  • Rinorrea (transparente y acuosa).
  • Estornudo.
  • Dolor de garganta.

A excepción de la tos, estos síntomas por lo regular desaparecen al cabo de cuatro a siete días. A veces, la fiebre regresa. La tos y la sensación de cansancio generalmente pueden durar semanas. Es posible que algunas personas no tengan ganas de comer.
¿Cómo tratar los síntomas?
Los medicamentos de venta libre para el resfriado pueden hacer que algunos de sus síntomas mejoren, y los antitérmicos le ayudarán a bajar la fiebre. Sin embargo no es necesario que la fiebre baje por completo hasta lo normal, la mayoría de las personas se sentirá mejor si la temperatura le baja un grado. Igualmente se necesita descansar mucho, tomar bastantes líquidos y evitar el alcohol y el tabaco. Contacte con su médico si los síntomas son muy fuertes.
¿Qué hay con respecto a los medicamentos antivirales?
La mayoría de las personas con síntomas más leves se sienten mejor después de tres a cuatro días y no necesitan ver a un médico ni tomar antivirales.
Los médicos pueden administrar antivirales a personas que estén muy enfermas y a personas que estén en alto riesgo de problemas por la gripe. Estos medicamentos pueden acortar la duración de los síntomas en aproximadamente un día y funcionan mejor si se empiezan a tomar dentro de los dos días posteriores a sus primeros síntomas.
Los niños en riesgo de un cuadro gripal grave también pueden necesitar estos medicamentos.

Cualquier persona a cualquier edad puede sufrir complicaciones graves por la gripe, pero los que tienen mayor riesgo son, entre otros:
  

  • Personas mayores de 65 años.
  • Niños menores de 2 años de edad.
  • Mujeres con más de 3 meses de embarazo durante la temporada gripal.
  • Cualquier persona que viva en un centro de tratamiento a largo plazo.
  • Cualquier persona que padezca afecciones cardíacas, pulmonares o renales crónicas, diabetes o que tenga un sistema inmunitario debilitado.

En estas personas, el médico valorará la vacuna para prevenir la gripe y evitar en ellos posibles complicaciones como neumonía, encefalitis (infección del cerebro, meningitis, convulsiones.
Para evitar contagiar la gripe, si es posible, la mejor opción es quedarse en casa durante al menos 24 horas después de que cualquier fiebre desaparezca, y usar mascarilla. Absténgase de compartir alimentos, utensilios, tazas o botellas. Cúbrase la tos con un pañuelo de papel y bótelo después de usarlo. Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca. Lleve consigo desinfectante de manos, úselo con frecuencia durante el día y siempre después de tocarse la cara.
Fuente:
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000080.htm

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.