Consejos para la prevención y el cuidado de la gripe

 

  • Extrema la higiene: lava frecuentemente tus manos con agua y jabón durante bastante tiempo. Sobre todo después de toser, estornudar o atender a una persona enferma.
  • Evita el contacto directo con un enfermo y no compartas alimentos, vasos o cubiertos.
  • Ventila bien las habitaciones y limpia con más frecuencia las superficies donde hayan podido quedar secreciones contaminadas.
  • La vacuna de la gripe es recomendable administrarla antes de que aparezcan los síntomas a los siguientes grupos: personas mayores de 65 años, personas con enfermedades crónicas (como asma, bronquitis, diabetes, enfermedades del corazón o del riñón) o convivientes con ellos, a embarazadas y personal sanitario.

¿Cuáles son los síntomas de la gripe?

Los síntomas más habituales son:

  • Fiebre y escalofríos.
  • Dolor de cabeza.
  • Congestión nasal.
  • Molestias de garganta.
  • Malestar general.
  • Dolores musculares.
  • Pérdida de apetito.
  • Tos seca.


¿Qué debes hacer si ya tienes gripe?

El tratamiento de la gripe se basa en aliviar los síntomas y evitar el contagio.

  • Guarda reposo. Lo ideal es quedarse en casa, tanto para descansar como para evitar que la enfermedad se transmita.
  • Bebe abundantes líquidos, principalmente agua.
  • Evita el consumo de alcohol y tabaco.
  • Toma la medicación que mejore los síntomas de la gripe y que te haya prescrito el médico (como medicamentos para bajar la fiebre...).
  • Los antibióticos no son efectivos para tratar la gripe.
  • En cuanto a los fármacos antigripales: se recomienda limitar su uso a casos concretos, y siempre bajo prescripción médica.
     

¿Cómo se contagia la gripe y cómo evitarlo?

El responsable de la gripe es un virus. Las personas ya infectadas son las que infectan a otras personas, sobre todo por vía aérea a través de las gotitas que se expulsan al hablar, toser o estornudar. En cuanto el virus entra en la nariz, garganta o pulmones de una persona, comienza a multiplicarse y produce síntomas.

Por ello es necesario seguir ciertas medidas para evitar el contagio a otras personas, algunos de ellas son similares a los consejos para prevenirla, como son extremar la higiene, ventilar bien las habitaciones, o no compartir alimentos, vasos o cubiertos.

Pero además, es muy importante, cubrirse la nariz y la boca al toser o estornudar, con un pañuelo desechable y tirarlo a la basura inmediatamente después de usarlo. Si no dispones de pañuelo, hazlo con la mano o con la cara interna del codo y lávate después. Evita tocar los ojos, la nariz o la boca.

¿Cuándo solicitar asistencia médica?

Te recomendamos que consultes con un médico del Servicio 24 horas si tienes síntomas de gripe y además:

  • Eres mayor de 65 años
  • Estás embarazada
  • Presentas afecciones inmunológicas, cardíacas, pulmonares o renales crónicas.
     

Acude a Urgencias:

  • Si presentas dificultad para respirar, dolor o ruidos en el pecho al respirar.
  • Si continúas con fiebre mayor de 38,5 C tras 5 días de evolución.
  • Si tu hijo tiene una enfermedad crónica, si tiene menos de 2 años (con especial atención a los menores de 3 meses).

  

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.