Cómo prevenir la gripe

La gripe es una enfermedad causada por un virus, y por tanto contagiosa, que suele producirse en invierno y cuya sintomatología es mucho mas severa que la de un resfriado o catarro, afectando al tracto respiratorio y pudiendo originar otro tipo de afecciones más graves, como la neumonía, e incluso llegar a causar el fallecimiento del paciente.

En cualquier caso, la gripe es la responsable de un 18% de las bajas laborales que se producen en España. Sin embargo, un reciente estudio ha permitido determinar que los adultos mayores de 30 años solo tienen un episodio de gripe cada cinco años, siendo más frecuente en niños, adolescentes y jóvenes, que probablemente entran en contacto con un mayor número de personas en su actividad de estudiantes.

En contra de lo que se piensa, la manera más fácil de contagiar la gripe no es por vía aérea, sino por el contacto mano a mano. El problema es que hay grupos de riesgo frente a la gripe, como son las personas mayores, aquéllas que sufren enfermedades que debilitan el sistema inmunitario (infección por VIH, el personal sanitario, niños inmunodeprimidos, etc. De ello se desprende que cualquier situación que pueda debilitar el sistema inmune aumenta las posibilidades de contraer la gripe:
  

  • Estrés.
  • Sedentarismo.
  • Alimentación inadecuada.
  • No descansar suficientemente, etc.
cómo prevenir la gripe

Prevención de la gripe

La mejor manera de prevenir la gripe es la vacunación, especialmente cuando se trata de los llamados grupos de riesgo. El problema es que los virus que causan esta infección respiratoria no son siempre los mismos, sino que cambian cada año. Y la vacuna no siempre tiene la eficacia deseada, ya que se produce utilizando una combinación de los virus más frecuentes en los años anteriores. Eso sí, la vacunación debe realizarse antes de que llegue el invierno, preferiblemente en el mes de octubre.

Pero hay otras maneras de evitar la infección por los virus que causan la gripe:
      

  • Lavarse frecuentemente las manos, especialmente si se ha estado en contacto personas que tienen la gripe.
  • Evitar compartir vasos, platos, cubiertos o cualquier otro objeto utilizado por una persona que ha contraído la infección.
  • Protegerse bien del frío y evitar los grandes contrastes de temperatura.
  • Evitar lugares con ambientes muy cálidos, poco ventilados y grandes aglomeraciones de gente.
  • Evitar en lo posible ir a los hospitales en momentos de brotes epidémicos, ya que suele darse una afluencia masiva de pacientes con gripe.
  • Llevar una vida sana que permita mantener el sistema inmune a pleno rendimiento: ejercicio físico, descanso adecuado, dieta equilibrada, etc.      
      

   
  

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.