Cáncer de cuello de útero. Diagnóstico precoz

El cáncer de cuello de útero es el cáncer que afecta a una zona genital femenina: el cuello del útero, la parte del útero que conecta con la vagina.

Cuando una mujer se infecta por ciertos tipos de VPH (Virus del Papiloma Humano) de alto riesgo y no elimina la infección, pueden aparecer células anormales en el cuello uterino.

Si no se descubren pronto y se tratan, pueden convertirse en lesiones precancerosas y después en cáncer.

El VPH es un virus que se transmite muy fácilmente de una persona a otra por contacto genital. No es necesaria una relación sexual coital para contagiarse. El 80 % de las mujeres entrará en contacto con él a lo largo de su vida.

El cáncer de cuello de útero no es hereditario.

Factores de Riesgo

El VPH es el factor de riesgo más importante para padecer cáncer de cuello de útero.

Otros factores de riesgo son:

  • Inicio precoz de las relaciones sexuales.
  • Número elevado de parejas sexuales.
  • Parejas sexuales de alto riesgo.
  • Tabaquismo.
  • Infección por VIH
  • Otras infecciones cervicovaginales.
  • Alta paridad.
  • Anticoncepción hormonal.
  • Historial de citologías positivas.
  • Largo periodo de tiempo desde la última citología.

La frecuencia del cáncer de cérvix ha disminuido mucho en los países desarrollados en los últimos 30 años, esto se debe en parte a la realización periódica de las citologías. En la actualidad existen además vacunas frente a los principales genotipos del VPH que se ha demostrado altamente eficaces (casi 100 %) en la prevención de la infección de los genotipos de alto riesgo del VPH. Su administración está recomendada por todas las sociedades médicas internacionales y es gratuita (pagada por el Sistema Público) para niñas de hasta 14 años.

Diagnóstico precoz

Las revisiones ginecológicas con citología vaginal son el mejor método de detección precoz del cáncer de cuello de útero.

La citología se emplea para detectar células anormales ya existentes en el cuello del útero.

Cuanto antes se detecten estas células, antes se podrá empezar a controlar su desarrollo y menos probabilidades habrá de desarrollar un cáncer.

Recomendaciones del PAPPS (Programa de actividades preventivas y de promoción de la salud) de la semFYC (Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria) para el cáncer de cérvix:

  • Se recomienda proporcionar consejo sobre protección en los contactos sexuales.
  • Se recomienda efectuar la citología de Papanicolaou en las mujeres de 25-65 años. Al principio, 2 citologías con una periodicidad anual y después cada 3-5 años.
  • A las mujeres mayores de 65 años sin citologías en los últimos 5 años se les ofrecerán 2 citologías con periodicidad anual y, si son normales, no se propondrán más intervenciones.
  • No se ofrecerá cribado en las mujeres que no han tenido relaciones sexuales, ni a las mujeres con histerectomía total.
  • Se aconseja realizar una búsqueda activa dirigida a aumentar la cobertura de la población diana.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.