Estética genital

Tradicionalmente la cirugía plástica de los genitales venía a resolver, tanto en el hombre como en la mujer, problemas reales como la incontinencia urinaria, el prolapso vaginal, la pérdida del tono muscular en multíparas, fimosis, malformaciones congénitas del pene, etc. En la actualidad, sin embargo, ha surgido el concepto de estética genital, en el que se engloban una serie de intervenciones quirúrgicas que no corrigen problemas funcionales, sino que se relacionan directamente con el placer sexual o aspectos meramente estéticos.

Estética genital femenina

La cirugía estética genital contempla en las mujeres diferentes tipos de intervenciones:
  

  • Labioplastia reductora: su objetivo es reducir el tamaño de los labios menores, eliminando lo que se considera como exceso. En algunas mujeres su excesivo tamaño facilita que se introduzca en la vagina durante la penetración ocasionando un coito doloroso. También facilita la higiene y permite el uso de pantalones muy ajustados reduciendo el riesgo de foliculitis.
  • Labioplastia de aumento: se considera como un tratamiento de rejuvenecimiento de la vulva, ya que revierte el hecho de que los labios mayores se descuelgan con el paso del tiempo.  Para ello se utiliza grasa procedente del abdomen o el interior de los muslos para infiltrarla en los labios mayores o en la zona perineal.
  • Clitoroplastia: se trata de reducir el tamaño del capuchón del clítoris cuando éste sobresale excesivamente. Permite incrementar de forma significativa la sensibilidad del clítoris durante las relaciones sexuales.
  • Rejuvenecimiento vaginal: se realiza en mujeres multíparas. Se estrecha el canal vaginal uniendo los músculos restableciendo el tono muscular, la elasticidad y el control de la vagina con el consecuente aumento de satisfacción durante las relaciones sexuales.
  • Himenoplastia: su objetivo es reconstruir el himen para recuperar la fisionomía propia de la virginidad exigida para el matrimonio por ciertas culturas y religiones. 
estética genital

Estética genital masculina

La cirugía de estética genital masculina se centra fundamentalmente en aspectos relacionados con el tamaño del pene y en la corrección de algunas alteraciones de su fisionomía:
  

  • Alargamiento de pene (faloplastia de elongación): el aumento de longitud del pene se obtiene cortando los ligamentos (suspensorio y fundiforme) que fijan los cuerpos cavernosos al pubis, de modo que se exterioriza una parte del pene que normalmente queda en el interior del pubis. Posteriormente se realiza una tracción externa durante 3-4 meses. Se obtiene un alargamiento de entre 1,5 y 3 centímetros. Después de la intervención la erección del pene no es tan vertical, aunque ello no afecta a a la calidad de las relaciones sexuales.
  • Engrosamiento del pene (faloplastia de engrosamiento): se trata de aumentar el grosor del pene mediante infiltraciones de tejido graso propio del paciente o de material de relleno biocompatible. También se puede obtener este efecto mediante un autoinjerto de tejido dérmico.
  • Corrección de pene oculto: el exceso de piel o grasa en el pubis y el abdomen puede hacer que el pene quede oculto. También malformaciones congénitas que tienen como consecuencia que el pene se retraiga hacia el interior del pubis. Esta situación se mejora con la realización de una liposucción, la extirpación de tejidos sobrantes y la fijación de tejidos residuales a la raíz de los cuerpos cavernosos.
  • Corrección de curvatura congénita del pene: uno de cada 300 varones sufre desviaciones laterales del pene durante la erección, llegando a interferir en las relaciones sexuales. El pene se endereza mediante la realización de suturas en la parte convexa (el exterior de la curvatura).
  • Rejuvenecimiento del escroto: las bolsas que contienen los testículos (escroto) pueden descolgarse con el tiempo y adquirir un aspecto poco estético. Mediante la eliminación del tejido excedente se restablece la apariencia normal. 

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.