Las arañas vasculares eliminadas no vuelven a aparecer

Las arañas vasculares, que en medicina se conocen con el nombre de telangiectasias, son dilataciones de los vasos capilares que se encuentran en la parte más externa de la epidermis, por lo que pueden apreciarse a simple vista a través de la piel. No suponen ningún problema clínico, sino meramente estético. Se debe a un aumento de la presión sanguínea de forma localizada en una pequeña red de capilares y que provoca su dilatación.

Arañas vasculares


Existen varios factores de riesgo que pueden estar en el origen de la aparición de las arañas vasculares y que sin duda contribuyen a empeorarlas. Los más importantes son la obesidad y el sedentarismo, así como el ejercicio de profesiones que impliquen permanecer de pie durante un tiempo prolongado. Asimismo, en el caso de las mujeres, los cambios hormonales que se producen con los embarazos y la menopausia, al igual que la toma de anticonceptivos orales, favorecen el empeoramiento de estas dilataciones de capilares.

Hay diferentes modos de eliminar las arañas vasculares, pero el láser es la más utilizada. Para ello se introduce en los capilares una espuma de una sustancia llamada polidocanol cuya función es potenciar las propiedades ópticas del láser utilizado (Ktp-Nd-YAG) y de este modo obtener la máxima eficacia. Normalmente se requiere una única sesión para eliminar las arañas vasculares, aunque en función del tipo de tratamiento pueden necesitarse más. Éstas no volverán a aparecer, aunque sí es posible que surjan otras nuevas siempre que se mantengan los factores de riesgo.

Después de la intervención se suele precisar el uso de antiinflamatorios durante las primeras 24 horas. También se deben utilizar cremas que contengan heparina durante aproximadamente un mes, tiempo en el que tampoco se debe exponer al sol la zona en la que se encontraba la araña vascular eliminada.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.