Conducción y viajes

En general, un embarazo normal no suele constituir una contraindicación para viajar. Sin embargo, los expertos consideran que la época más segura para viajar es el segundo trimestre (de la semana 14 a la 28). Alcanzado el tercer trimestre, los médicos aconsejan no realizar viajes largos.

En el primer trimestre del embarazo los viajes pueden aumentar el riesgo de abortos espontáneos o de problemas con la placenta (hematoma retroplacentario, desprendimiento). En el tercer trimestre el principal riesgo es el parto prematuro.

Generalmente, a las embarazadas no se les permite viajar en avión después de 36 semanas de gestación en los vuelos nacionales, y después de las 32 a 35 semanas en los vuelos internacionales.

De todas formas, si se tiene que viajar, se hará de forma cómoda, con amplitud de movimientos y con disponibilidad para detenerse o descansar. Permanecer sentada durante períodos prolongados dificulta el retorno venoso desde el útero y las extremidades inferiores, dando lugar a edemas (hinchazón de los tobillos) y calambres

Viaje en coche

Si se va a coger el coche, aunque sea para un trayecto corto, se deberá recordar ponerse siempre el cinturón de seguridad para salvaguardar la vida de la madre y la del bebé. Si se está de varios meses, se puede ajustar el cinturón de seguridad convencional pasando la banda superior entre los pechos y cruzando la banda inferior por debajo de la tripa evitando la presión directa sobre el abdomen. Esta es la forma más correcta y segura.

El principal riesgo de los viajes en coche es un posible impacto sobre el abdomen en caso de accidente.

Viaje en avión

Es seguro durante el embarazo, aunque debe evitarse a partir del séptimo mes. Son más aconsejables asientos de pasillo y cerca del cuarto de baño. Además, la parte delantera del avión es la más estable. Los detectores de metales del aeropuerto no son perjudiciales para el bebé.

Viaje en barco

Es seguro siempre que se haya consultado con el médico que tipo de alimentación y de medicación es aconsejable en caso de mareo.

Viaje al extranjero

Puede ser peligroso en estado de gestación. Se debe consultar al médico para decidir si su destino es seguro. La madre se puede ver expuesta a enfermedades diferentes no habituales, y no todas las vacunas son aconsejables durante el embarazo. También hay que considerar el riesgo de no disponer de una infraestructura asistencial adecuada tanto para la madre gestante y su hijo, en caso de que surjan problemas y se produzca el parto.

Otros medios de transporte

Debe evitarse utilizar vehículos con los que el riesgo de caídas e impacto sea muy alto (moto, bicicleta) o el traqueteo pueda favorecer problemas de la placenta, rotura de las membranas o incitación de contracciones uterinas.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.