Principales productos que se deberán tener en cuenta para contratar cuando mi empresa me expatria

    
Cada país tiene su propio sistema de sanidad pública y una normativa específica para los trabajadores expatriados, que pueden quedar excluidos de la asistencia sanitaria pública. Normalmente, las grandes empresas se ocupan de resolver esta cuestión y ofrecen a sus empleados la cobertura más amplia posible para él y su familia, pero también la mejor calidad asistencial. Hay que tener en cuenta que de un país a otro, ésta última varía sustancialmente y es importante poder acceder a hospitales y clínicas privadas de calidad contrastada.

Normalmente tales necesidades se cubren con un seguro médico internacional, como el seguro Global Care de Sanitas, que, a través de su matriz Bupa, permite recibir la debida asistencia médica en más de 11.500 hospitales y 800 proveedores médicos de todo el mundo. Además, el seguro se puede definir a las necesidades de cada empresa, de cada país y del empleado que se va a expatriar, con un reembolso del 100% de los gastos ocasionados hasta un límite de 1.200.000 euros por asegurado y año. Asimismo, este seguro permite recibir asistencia médica en España durante las visitas ocasionales que se puedan realizar, sea por motivos profesionales o vacacionales.  

Mi empresa me expatria

El seguro Global Care permite elegir entre diferentes niveles de asistencia médica y puede incluir también la cobertura de la asistencia dental, así como la evacuación y repatriación médica. Estos dos últimos requisitos son obligatorios para los trabajadores expatriados en distintos países, como es el caso de Estados Unidos. Aun así, de no serlo, es muy conveniente disponer de esta cobertura. 

Hay que señalar que la gran experiencia internacional de Sanitas en seguros médicos privados permite definir y ajustar el seguro contratado a la legislación y las necesidades que el trabajador expatriado encontrará en su país de destino.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.