El calzado correcto para los corredores

Una de las grandes ventajas de correr es que no necesita mucho equipamiento especializado para empezar. El único equipamiento esencial es un par de zapatillas.

Corredores principiantes
Las zapatillas son importantes para correr, incluso para los principiantes. Si pretende hacer algo más que trotar alrededor del gimnasio, debería invertir en un calzado apropiado para correr.

El hecho de no disponer de calzado para correr no debería impedirle hacer ejercicio. Si no ha salido mucho a correr anteriormente, deberá comenzar el programa simplemente caminando, y para eso basta con llevar cualquier par de zapatillas deportivas. A este nivel, lo más importante es que el calzado esté bien amortiguado y que sea cómodo. Asimismo, no debería hacerle ampollas o rozadoras en ningún lado.

Si le preocupa si su calzado es apropiado para correr, conviene que lo lleve a una tienda especializada en este deporte y pida consejo.

¿Por qué necesito calzado para correr?
Correr es un deporte de alto impacto. A menos que los pies estén bien amortiguados con materiales absorbentes de impactos, el impacto repetido sobre las piernas puede acabar provocando una lesión.

La amortiguación es importante para todos los corredores y suele venir proporcionada sin añadir un peso adicional a la zapatilla. Por ejemplo, las cámaras de aire en la suela de la zapatilla proporcionan amortiguación. Asimismo, deben ser suficientemente flexibles para correr. Las zapatillas que no están diseñadas específicamente para correr puede que tengan suelas rígidas. Esto aumenta la tensión sobre el gemelo y puede aumentar el riesgo de esguinces en los músculos situados en la parte delantera de la espinilla, lo que puede provocar espinilla en férula.

Otro aspecto importante para los corredores es la tendencia natural del pie a rotar hacia el interior después de los impactos del talón. Esto se conoce como pronación y es un mecanismo de amortiguación natural que absorbe la fuerza de los impactos del talón y la reparte hacia delante a través del pie. Es importante que su calzado para correr le ofrezca el apoyo que necesita para ayudar a reducir cualquier movimiento de rotación excesivo de los pies.

Tipo de calzado para correr
A la hora de adquirir calzado para correr, no se deje llevar por la última moda. Fíjese más en cómo funcionan que en su apariencia. Hay muchos tipos de zapatillas para personas con distintos tipos de pies y estilos de carrera.

  • Control del movimiento. Estas zapatillas son las más rígida y están diseñadas para ofrecer más apoyo y ayudarle a evitar que el pie rote demasiado hacia el interior (sobrepronación). Deberían seguir estando bien amortiguadas para reducir el impacto. Normalmente son pesadas pero duraderas. 
  • Estabilidad o amortiguación estructurada. Estas zapatillas están pensadas para sobrepronadores leves o moderados que necesitan algo de estabilidad, así como amortiguación. Presentan una combinación de amortiguación, estabilidad y durabilidad.
  • Amortiguación (neutral). Estas son las más flexibles, blandas y ligeras. Presentan el menor apoyo y la mayor amortiguación. Están diseñadas para personas sin sobrepronación (corredores neutrales), supinadores o personas con arcos altos.
  • Ligeras. Estas zapatillas están diseñadas para la velocidad. Tienen un acolchado y apoyo básico y se emplean para entrenamientos a altas velocidades o para competir. Los corredores de alto rendimiento y neutrales suelen emplear estos porque ofrecen la ventaja de la velocidad para el entrenamiento y la competición.
  • Superficie para correr. Existen distintos tipos de calzado para las distintas las superficies por las que se corra. Si es un corredor de carretera principalmente, la amortiguación es muy importante. Pero si corre por superficies irregulares como terrenos (campo a través), necesitará zapatillas que no se retuerzan. Se denominan zapatillas de control de la torsión. Si piensa tomarse este deporte en serio y hacer entrenamientos de velocidad en pistas de atletismo, necesitará un par de zapatillas de clavos. Se trata de un calzado con clavos en las suelas que se clavan en la pista para evitar que se resbale.

Comprar su primer par de zapatillas para correr
Acuda a una tienda especializada

Una tienda de deportes en general no va a poder ofrecerle el asesoramiento que necesita. Si puede, lleve un par de zapatillas viejas para que el dependiente pueda comprobar cómo se han desgastado. También necesitará un asesor experimentado para que observe cómo corre y le recomiende un calzado adecuado para usted. Probablemente le pidan que corra en una cinta de correr en la tienda o que corra fuera en la calle mientras el dependiente observa sus pies. Una vez hayan identificado si es un corredor neutral, sobrepronador o supinador y para qué va a emplear el calzado, el dependiente podrá recomendarle un par de zapatillas de distintas marcas.

Pruébeselas antes de comprarlas

Ya que se ha seleccionado un conjunto de posibles zapatillas para correr, pruébeselas todas antes de tomar una decisión. Pregunte si puede probarlas en la cinta de correr o sacarlas fuera para una carrera rápida en la calle. Si no se lo permiten en esa tienda, vaya a otra en la que sí lo hagan. Es importante que los pies estén cómodos y tiene que comprobar cómo se sienten. ¿Le proporcionan apoyo suficiente? ¿Tienen el peso correcto?

¿Cuándo debería renovar mis zapatillas?

El calzado para correr pierde la amortiguación tras 400 ó 600 millas (entre 650 km y 950 km aprox.) de uso, así que para evitar lesiones deberá sustituirlo después de haber recorrido esta distancia. Cuando observe que los talones están desgastados, deberá cambiar las zapatillas.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.