Mayores edades, mejores comidas

Creo que el asumir y luego poner remedio a los males, es una medida inteligente para nosotros y para ayuda de quien nos tiene que cuidar. Existe una gran diferencia entre el resignarse a la artrosis o tratar de mantenerse en forma cada día.

Mientras nos quejemos, algo haremos. Y entre deporte suave, estiramientos musculares (muy importante), paseos por el parque de nuestra ciudad, visitas a los museos o caminatas por el campo, después de conferencias, cines o lecturas, de bailes o tertulias, también es bueno saber comer

Alimentos adecuados para la tercera edad: sopas,verduras, frutas, pescados, etc.

La alimentación después de los sesenta y cinco años debe ser rica en proteínas de fácil digestión, en fibras, en minerales y vitaminas, y en aceites omega 3; es decir los productos “estrella” de los mayores serían:Abundantes hortalizas diarias en comida y cena, en ensalada, hervidas, a la plancha o rehogadas, incluidas patatas asadas o cocidas.

  • Fruta fresca en cada comida.
  • Legumbres, al menos dos veces semanales.
  • Lácteos –yogur lo mejor – dos unidades diarias.
  • Pescados azules, tres o cuatro veces semanales, incluidos conservas en aceite de caballa, atún, melva, sardinas. También salmón ahumado o marinado.
  • Arroz o pasta, dos veces semanales.
  • Huevos, cuatro o más a la semana. El huevo es un excelente alimento que no tiene la incidencia sobre el colesterol que antes se le daba.
  • Alternado en comidas y cenas: pescados blancos, ternera, pollo o pavo.
  • Ocasionalmente frituras, carnes rojas, quesos curados y embutidos.
  • Aceite de oliva, tres-cuatro cucharadas diarias.
  • Pan integral, tres rebanadas diarias o más si se hace deporte.
  • Pastelería, mantequilla, cerveza, vino y licores no se consideran base de alimentación, aunque sean permisibles en cantidades moderadas.

Sobre todo, no agobiarse; saber compensar cualquier exceso, beber agua abundante dentro y fuera de las comidas. Mantener el cuerpo y el espíritu ágil y motivado.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.